Ana Giorgana

viernes, 2 de octubre de 2015

Mi amor por Rafael es adictivo...

Historias Reales de Personas Reales...

Elena sufre por la relación que sostiene con Rafael. Su vida se ha convertido en un rosario de quejas y lamentos porque él no responde a su vida cómo ella quisiera. Por el contrario, él es cada vez más distante y la relación puede decaer en cualquier momento.Supongo Que Ático, Chica, Mujer, Muy

En la terapia, empezamos a trabajar con lo que ella llama amor adictivo.

Algunas preguntas a resolver en este tipo de relaciones amorosas adictivas.

1.- Tus emociones, tus pensamientos, tus actividades y atención se encuentran centrados en la persona que amas y quieres, y por momentos de olvidas de tus propias necesidades?
2.- Tienes grandes expectativas acerca de la expresión del amor y de tu pareja. Consideras que tu felicidad está centrada en su comportamiento o mal comportamiento?

3.- No importa qué necesites tú, lo más significativo es que tu pareja esté bien, aún cuando sea desconsiderado y no valore todo lo que tu aportas a la relación?    Puedes consultar más sobre este tipo de comportamiento en el amor adictivo.
Elena se reconoce en cada una de las preguntas.
- Sufre.
- Ella no es su prioridad.
- No logra poner límites a su amor.
- Su autoestima depende de su pareja.
Finalmente Elena decide entrar a una psicoterapia y enfrentar su propia dependencia emocional.
El trabajo ha sido muy arduo pero muy interesante para Elena.
En últimas fechas, Elena ya se muestra en una actitud diferente y más dispuesta a ver más por sí misma que por su pareja.

En mi  libro: Me enamoré de un Imbécil y ahora qué hago? Hablo de estos amores que se cifran en la dependencia emocional de muchas mujeres. Tal vez, alguna de las historias que ahí se muestran sea como la tuya.

Ana Giorgana.
Terapeuta.
La magia de la tecnología permite ahora las consultas en línea. Para mayores informes puedes ingresar en www.cecreto.com