miércoles, 28 de diciembre de 2011

La adicción al amor...

Toda vida en pareja, cuenta con momentos dolorosos y conflictivos. En estos espacios, la pareja muestra su solidaridad y aprecio por el otro, como pueden ser la muerte de un hijo, o también la muerte de algún familiar o ser querido del otro.En esos momentos la pareja se convierte en nuestro apoyo en nuestra contención y con ella desahogamos nuestras penas.

Sin embargo, cuando en la vida de pareja se instala la adicción como un apego afectivo, entonces, vivimos situaciones como: separaciones, desamor. abandono, violencia. desprecio. amores infernales y experimentamos la crueldad más cruenta.

Y una vez, instaurado el ciclo doloroso en la vida de pareja, es posible: ¿sanar sus heridas y cicatrices?

Algunas veces sí, en otras circunstancias tardan un tiempo considerable para sanar.La gran mayoría de las parejas, cuando se encuentran en relaciones dolorosas, lo más importante, es que es muy común, que esto sucede, lo vemos por todos lados y reflejados en todos los aspectos de la vida amorosa.

Pero aún, cuando sufren no son capaces de poner fin a dicho malestar que les consume hasta el alma.Los riesgos de la vida amorosa, cuando suceden, causan un gran dolor, una pena irremediable.

La infidelidad, por ejemplo, deja grandes estragos en la autoestima de la vida de una persona. Cuesta trabajo enfrentar el dolor, ante la traición del otro. Preferimos soñar y pensar que regresará, que tal vez, todo mejorará mañana, y nos quedamos atorados siendo grandes adictos del amor.Buscamos ahora, ser vistos como víctimas y andamos tratando de hacer que todos en la vida nos tengan compasión y deferencias por todo lo que llevamos sufriendo.

Este dolor emocional cuando no es posible transformarlo, quedamos atorados en el ciclo del dolor y de la vida adictiva. Estamos enfermos de adicción.Algunas personas cercanas se pueden mostrar o solidarias con nosotros y llenas de resentimiento contra nuestra pareja, o bien defienden al otro a capa y espada. 

Realmente, en estos momentos, lo que necesitamos es aprecio, contención apoyo real, pero no regaños y críticas.En etapas de intenso dolor emocional, todas las áreas de la vida se ven afectadas: nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras acciones y también la vida social. Por momentos preferimos aislarnos y nos encontramos en un fuerte nivel de estrés, por lo que nuestra vida laboral también se afecta.

Sí te sientes en una situación de adicción al dolor, probablemente necesites, acudir a un especialista, pero lo más importante es tu recuperación, contar con la humildad de que no se puede solo, y emprender un proceso de reconstrucción de tu vida y de tu situación emocional.Requerimos abandonar nuestro patrón de dolor emocional. La pareja, ya no está, y tampoco va a regresar.

 Por muy doloroso que parezca, sólo tu puedes contribuir y tomar las riendas de tu situación. Busca todos los recursos que necesites y no evadas más tu dolor y necesidad de vivir una vida con una mejor calidad.Gracias por leerme, mi misión e intención es la calidad de vida emocional… Cecreto. Inc. Cecreto es un centro dedicado a la calidad de vida emocional y cuenta con series diversas de temas de actualidad, como las relaciones padres e hijos, la relaciones en pareja, etc.Sí alguno de los temas le parecen interesantes sería bueno que me escribiera y si no, también. 

También contamos con material electrónico en dónde abundamos más sobre este tema y cómo superarlo.Cómo Recuperar la Confianza en el Amor: Heridas y Cicatrices en la Relación de Pareja. Entérate aquíVisitanos en www.cecreto.com Suscríbete gratis a nuestro boletín y recibe gratis: Los Diez Mandamientos de la Vida en Pareja.

Ana Giorgana

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform