Ana Giorgana

miércoles, 29 de febrero de 2012

Las consecuencias de no cerrar ciclos en la vida

No puedo cerrar ciclos.
No me puedo olvidar de lo que me hiciste.
Jamás te perdonaré.
En busca de un ayer perdido.
Vivir en el ayer

CeCreTo-Centro de desarrollo humano y personal