Ana Giorgana

viernes, 30 de marzo de 2012

No te olvido, no te olvido..


Y sigo aquí tratando de olvidar...

Quedarse detenidos en las experiencias del ayer 
es una forma de vivir en el apego y en 
el sufrimiento de la vida. 


No te olvido, no te olvido, es una manera de estar atados 
a circunstancias de otro tiempo que quizá no volverá.
No te olvido, no te olvido puede referirse a una pareja:
-      Te has ido y no puedo olvidar el amor que siento por ti.
-      No olvido la infidelidad que me hiciste pero sigo contigo.
-      No olvido tu abandono ni tus agresiones pero te permito 
que sigas en mi vida.
No te olvido, no te olvido puede estar en relación directa 
con algún trabajo:
-      No olvido cuando tenía aquél trabajo.
-      No puedo estar en el nuevo trabajo porque pienso y siento 
una gran amargura de aquél lugar de trabajo 
que tuve alguna vez.
-      No olvido las personas con las que convivía.
-      No olvido lo bien que me sentía y lo mal que me siento hoy.
No te olvido no te olvido puede ser en términos de salud:
Ana Giorgana
www.cecreto.com

Cerrar ciclos en la vida un camino hacia la libertad emocional