Ana Giorgana

domingo, 22 de enero de 2017

5 Diferencias entre el amor y la dependencia emocional


En los tiempos actuales, la gran mayoría de las personas confunde el amor con la dependencia emocional.


Aquí te planteo algunas diferencias fundamentales:

1-    Temor a la soledad:
Aquellas personas que cuentan con una fuerte dependencia emocional muestran un temor severo a la soledad.
Sí experimentas temor angustia, depresión por estar solo, tal vez, estás experimentando los síntomas de la dependencia emocional.
Una relación planteada desde la dependencia emocional se vuelca sobre la pareja para que le haga compañía.
Los límites entre la pareja y la individualidad se vuelven borrosos. Las personas consideran que sí están en parejas, entonces, “deben hacer todo juntos”.  Se ama con necesidad.

2.- Fuerte Necesidad de Control.
La confusión entre amor y querer controlar a la pareja resulta de una inseguridad profunda.
Querer controlar no significa amar, por el contrario, al querer controlar deseamos que el otro cambie y haga lo que nosotros pensamos o decimos.
Gran frustración experimentan las personas que mueven sus relaciones de pareja bajo la necesidad de control. Esta necesidad lleva a experimentar una fuerte dependencia emocional.
El control se vive por la pareja como ahogo, asfixia y estar bajo la lupa de la pareja sin sentir libertad para vivir.

3.- Exigencia de sentirse amado, querido y necesitado.
Sentir amor, reconocimiento y respeto por la pareja es una necesidad de la vida amorosa y una cualidad. Pero exigir ese tipo de comportamientos habla de una fuerte y marcada dependencia emocional de la otra persona, de su amor y presencia para sentirse bien.
Las personas exigentes en sentirse amadas están tan ocupadas en lograrlo  y crean conflictos, pleitos y no reparan a mirarse a sí mismas, para observar, sí ellas, están ofreciendo lo mismo.   leer más
Ana Giorgana