Ana Giorgana

jueves, 1 de septiembre de 2011

Si supieras cuánto te amé, jamás te hubieras ido...

Historias Reales de Personas Reales...


La historia de Alejandra es un relato que nos habla de que su pareja no se dio cuenta, cuánto lo amo, cuánto lo idolatró...


Porque de haberlo sabido, jamás la hubiera abandonado.



Sí tú hubieras sabido en un momento que tan grande era mi amor por ti, jamás hubieras abandonado la relación.  El gran problema fue que mi amor te lleno de asfixia, te lleno de tedio, te lleno de dependencia y también te lleno de desamor.

Si supieras que estuve a punto de dar la vida por un amor tan profundo por el que te amé, jamás te hubieras ido a otros puertos. El problema fue que mi amor lo confundiste y yo también, con apego, dependencia y control.


Sí supieras que te amé intensamente y ahora, recuerdo, pienso y me atormento por todos esos momentos mágicos, que siempre eche a perder por los celos, la inseguridad, mis modos agresivos y por no comprender que la vida en pareja no es sumisión sino amor.

Sí tan solo supieras que has sido mi gran amor, pero también, mi gran dolor. Te amé como a nadie, en mi vida, bueno, ni a mi mamá la quise tanto como a ti.  Y finalmente, te fuiste y ya no estás…

Pero sí tu supieras cuánto te amé, cuánto deseaba estar contigo y de qué manera fuiste importante en mi vida. Pero hoy, la vida sigue, y sí tu no quieres, no puedes, o no te interesa estar conmigo, lo acepto, pero sólo quiero que sepas que siempre, en el momento, de nuestras vidas, siempre, siempre, te ame.  Y lamento que esto haya terminado, por qué Yo siempre estuve ahí.

Siento profundamente tu abandono, tu infidelidad, tu no estar. Pero sí hubieras comprendido un momento lo mejor es que estábamos juntos. Parece un discurso melancólico y lleno de tristeza.

Pero sí realmente yo hubiera comprendido tus formas de amar y tú hubieras comprendido las mías, muchos sinsabores se hubieran resuelto en nuestras vidas.

Pero el dicho popular dice: “ los hubieras no existen”.  Y Yo digo, claro que existen porque 
nos permiten identificar lo que hemos hecho, lo que no queremos volver hacer, y lo que  finalmente,  optamos por aceptar.

Contamos con material electrónico en dónde abundamos más sobre este tema y cómo superarlo.

Cómo Recuperar la Confianza en el Amor: Heridas y Cicatrices en la Relación de Pareja. Entérate  aquí

Suscríbete a nuestro boletín y recibirás de manera gratuita: Los Diez Mandamientos de la vida en pareja.