Ana Giorgana

jueves, 1 de septiembre de 2011

Nadie puede dar lo que no tiene...


En la cultura actual y por las demandas con las que las personas
llegan a la consulta es recurrente la queja acerca de que no encuentran
en la vida satisfacción y alegría, y todo porque
nadie les dice lo maravillosos que son.
Lamentablemente tampoco se los puede decir el terapeuta.
Una de las habilidades de la psicoterapia es hacer que la persona
conforme sus propias "creencias" para que pueda lograr una forma
aceptable de verse a sí mismo.

Todos los seres humanos somos valiosos y
contamos con talentos y habilidades.

Con actitudes postivas, con cualidades que necesitamos reconocer
y sobre todo aceptar.

Por tanto, es necesario volcar la mirada hacia el interior
y estar muy atentos a cuáles son aquellas dificultades que
tenemos y cómo podemos utilizar todos nuestros recursos
para sacar brillo y pulir la personalidad propia.

Evidentemente todos tenemos "defectos" desde la perspectiva de quién.
No hagas caso de quiénes están al acecho de la crítica mejor escucha
esa voz interior que te dice cómo participas en tu vida y
no logras sentirte feliz y adecuado.

La vida personal es la única con la que se cuenta.
Te llevas a todos lados.

Tus pensamientos y sentimientos te acompañan a toda hora.
Por qué si todo el día estás contigo mismo, te la pasas tan mal?

Si te interesa saber sobre este tema puedes consultarlo aquí