martes, 31 de enero de 2012

La herida de traición, los celos y la infidelidad...

La huella de traición se encuentra en estrecha relación con la perdida de confianza
por una conducta que se siente como que se ha defraudado una parte íntima de nuestro ser...
Cuando la confianza se pierde y la traición hace su aparición en la vida psicológica
el equilibro y el déficit en la estima propio es de importancia.

Es decir, ser confiable está ligado a la fidelidad.

La huella de traición tiene su raíz en la infancia y una inseguridad sustancial
se encuentra en la vida psicológica de las personas que la han sufrido
y también para quienes la padecen.

Los celos exagerados o celotipía son una forma de herida de traición,
las personas celosas se vuelven suspicaces, dudan y siempre están
esperando la traición, buscan indicios, a veces, los encuentran
e interpretan cualquier acto como un indicio de deslealtad.

Buscan y encuentran, porque le dan la interpretación a los hechos de acuerdo a su inseguridad.
Vivir con la herida de traición y padecer unos celos quemantes es vivir en el mismo infierno.

En mi libro, Cómo Recuperar la Confianza en el Amor, hablo de este mecanismo tan difícil de superar.

Las personas celosas sufren, pero sus pareja son víctimas de sus abusos,
y con suma frecuencia, se llega a la violencia y en casos extremos,
a dar muerte a la pareja, de quien se cree nos ha traicionado.

leer más

Ana Giorgana
www.cecreto.com















Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform