Ana Giorgana

martes, 3 de abril de 2012

Si no puedo amarte con qué me quedo..

Las relaciones de pareja y las rupturas sentimentales son una constante en la consulta.
Las personas no encuentran la forma de relacionarse con "sus grandes amores". Están dispuestas y predispuestas a aceptar lo que sea con tal de tener una pareja.
No logran vivir con ellos mismos, es más no conciben la vida sin un amor y se lanzan a la tarea de correr por unas migajas de amor, de estima propia y de vida emocional.
Se encuentran llenos de tedio, de sufrimiento y de dolor pero no logran llegar a la plenitud con la pareja, con los hijos, con la familia, en el trabajo, en sus condiciones de salud.
Se encierran en ciclos de dolor y sufrimiento
Pero si no puedo amarte con qué me quedo...
Quiere decir que requerimos llenarnos de una vida mejor,.
Una historia diferente que contar y establecer por supuesto un proyecto de vid personal que se cumpla al pie de la letra con o sin pareja.
La sensación de vacío surge cuando depositamos toda nuestra apuesta a una sola persona. Siempre perderemos.
El otro es el otro y solo puede darnos lo que quiere, lo que puede y lo que le interesa.
La vida siempre está en relación directa con lo que nosotros estamos dispuestos a darle.
Es decir, si nosotros queremos respeto, amor y una vida de calidad tenemos que trabajar en ello en el día a día no quedarnos detenidos en que el otro esté, quiera estar con nostros o dejemos que su circunstancia de vida nos domine.
Si no puedo amarte con qué me quedo:
- No tengo un proyecto de vida personal.
Ana Giorgana