Ana Giorgana

lunes, 14 de mayo de 2012

La destructividad y la vida en pareja...


Una gran cantidad de parejas llega a la consulta con problemas de destrucción no solo a la pareja, sino a la relación y hacia sus propias personas. Mantienen vínculos llenos de dolor, de traición y de una gran angustia y desesperación.

Cuando existe un comportamiento destructivo en la vida de las personas, no solo está presente en su vida en pareja, sino en otras áreas de su funcionamiento también. Generalmente o postergan sus decisiones, cuentan con alguna adicción o tal vez están enfrascadas en relaciones codependientes, y necesariamente se sienten víctimas de las circunstancias.

Las conductas autodestructivas se encuentran en relación directa con el nivel de autoestima que una persona pueda tener. Tomar el lado del saboteo y de la vida sin sentido y sin opciones es una manera de destruír el momento presente en sus vidas.

Realmente quién tiene una conducta destructiva hacia su pareja está actuando una vez más sobre aquello que es su forma de relación con el mundo y con la vida.


Por tanto, si la persona no tiene un buen sistema de valores cimentado, una sensación de poder cambiar sus circunstancias, está siempre con el pensamiento negativo y además, culpando a la pareja de su desgracia, lleva a estar viviendo una vida fútil, amarga y sin sabor. Es también contar con un estilo de relación dependiente y con fines de explotación y/o abuso.

Tolerar este tipo de compromisos emocionales es una forma de autodestrucción. Se requiere por tanto tomar conciencia y responsabilidad en nuestras vidas para sanar primero nuestra experiencia, y después la de la vida en pareja.

Sólo unas cuántas preguntas que te pueden orientar?
-Cuáles son tus conductas autodestructivas?
- En qué momentos las utilizas?
- Para qué te sirven?
- De qué te evaden?
- A quién culpas con ello?
- A quién estás tratando de destruir al mismo tiempo?

Sin embargo, recuperarse de las conductas autodestructivas requiere de un trabajo personal importante. Por supuesto, que es necesario dar el primero paso, que da miedo sí, pero también es importante empezar un proceso de la recuperación en el amor hacia uno mismo.

Basta de sufrir tenemos que actuar y construirnos una vida mejor. Visita nuestro sitio www.cecreto.com