lunes, 28 de mayo de 2012

Tan encantador que no lo olvido..

Por qué hablar tanto sobre los amores narcisistas. En los últimos días he recibido una gran cantidad de consultas sobre el tema. Los aman, son encantadores, llenas de pasión y dulzura, pero en el fondo se sienten huecos en esa relación.
No hay marcha atrás las personas narcisistas están centradas en sí mismas. La gran mayoría del tiempo te necesitan porque requieren de la compañía de alguien que los haga sentir importantes. Y de alguna manera, tú cumpliste esa gran función y rol.
Con el pasar de los días te sientes que no puedes más, que no quieres estar en la relación  pero no puedes prescindir de sus encantos de amor.
Estás lleno de angustia y desolación pero sobre todo ese vacío interior que te acompaña todo el tiempo como una voz que te aclara y te confronta con tu insatisfacción. Lo das todo y sin embargo no es suficiente.
Lo que hayas hecho y tenido que dar nadie te lo pidió y no es valorado en los términos que tu deseas, tampoco es reconocido. Para los amores narcisistas lo que tú decides dar, es porque el otro se lo merece, has establecido la relación en términos de inequidad.
La soledad te inunda en cada momento y consideras que no estás a la altura de resolver los problemas de tu vida ni de tu relación.
Además:
¡Nnunca pasa nada!
¡Exageras!
¡No es para tanto!
Y sí de verdad cuentas con alguna problemática no esperes comprensión, ni empatía, ni compañía, cuando menos no de tu pareja, si es que cuenta con rasgos narcisistas.
Ana Giorgana

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform