viernes, 29 de junio de 2012

La intimidad en pareja y sus sutilezas...

Cuando esta intimidad se encuentra empañada por conflictos y problemas es una señal que necesitamos hacer un alto en el camino. Es tan sutil la línea que divide el goce y el maltrato en la intimidad, que es necesario estar alertas y revisar nuestra manera de relacionarnos con nuestra pareja.
La intimidad en la pareja siempre tiene un fondo amoroso, violento, silencioso o cariñoso. Este espacio sutil y lleno de significado cuenta con su propia dinámica, y siempre es diferente para cualquier pareja.La simplicidad, la complicidad y la decepción recorren este espacio con suma frecuencia.
A veces sin darnos cuenta este lugar sagrado y privado se nos muestra con tonalidades muy obscuras. Y es ahí dónde las Heridas y Cicatrices de la Relación en Pareja, hacen su aparición con una fuerza poderosa que se nos revela y que por momentos no queremos ver.

Siendo un lugar privado para una vida de a dos, las experiencias más enriquecedoras suceden aquí y las más dolorosas también. De hecho no queremos nombrarlas ni con la pareja porque sería darlas por hecho en nuestra malograda relación de amor.

Cuando me refiero a que esa intimidad se ha vuelto con tal sutileza es porque ene ella, estamos sufriendo la mayor parte del tiempo: descalificaciones, silencios, agresiones, violencia moral, reclamos y tal vez, hasta golpes. Golpes directos a nuestro orgullo, a nuestra estima personal y hasta a nuestro amor. Nos llenamos de dolor.

El primer sentimiento es de confusión. Luego le sigue la perplejidad. No entendemos qué está sucediendo. Nos sentimos molestos, llenos de ira, de indignación, de ser tratados injustamente y finalmente acabamos reconociendo que la vida íntima con mi pareja me llena de angustia y desesperación.

Una vez que nos encontramos en ese lugar tan temido y tan odiado, tratamos, intentamos, le damos vueltas y vueltas para ver cómo podemos hacerle para que nuestra pareja cambie. 


Ana Giorgana

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform