martes, 12 de junio de 2012

A mí sí me va a querer para siempre...

Historias Reales de Personas Reales...

A mí sí me va a querer para siempre. La realidad es que nadie lo ha comprendido bien. Sus parejas anteriores siempre han hecho las cosas mal. Pero a mí sí me va a querer para siempre.

Gina está dispuesta a darlo todo por el amor que siente por Rogelio. Ella estuvo casada una vez pero su matrimonio no funcionó desde los primeros días y ella decidió dar por terminada esa relación a los tres meses. Se dedicó a tener éxito profesional y lo ha logrado. Ha tenido parejas intermitentes y no han resultado del todo.

Pero ahora todo es diferente su amor por Rogelio es maravilloso. Ella se siente atrapada de amor, de vida, el elixir de las relaciones y de la sexualidad finalmente le han hecho justicia. Ha encontrado al hombre de su existencia. Ese con el que desea pasar todo el resto de su vida y envejecer juntos.

Rogelio ha tenido tres matrimonios mal logrados. Es un hombre muy amable, seductor y lleno de encantos, lo que se podría decir una personalidad narcisista en todo su esplendor. Es decir pertenece a ese tipo de vínculos afectivos que con el tiempo se convierten en altamente destructivos.  Pero en este momento Gina no lo aprecia de esa manera.



Ella considera que todas las parejas anteriores y las circunstancias de vida de Rogelio no le permitieron vivir una relación en toda la expresión de la palabra. Con ella todo será diferente. Ella sí es capaz de darle una buena vida emocional. Cuidarlo y alentar que se sienta mejor en la vida. Tal como él se merece.

Gina por su parte vive una gran fantasía lejos de reflexionar por qué el ha tenido tantos matrimonios o relaciones fallidas, se cuenta su propia historia y considera que el pobre de Rogelio ha sido una víctima de todas las mujeres en su vida.

Quizá exista una parte de verdad. Pero lo más importante:

¿Cómo se las ha arreglado Rogelio para vivir sin pareja?

¿Cuáles son las conductas o actitudes de ese hombre maravilloso que aún se encuentra solo?

Y sobre todo:

¿Qué necesidades tiene Gina de rescatar a un hombre y creer que con ella todo será diferente?

Cuanta grandiosidad en la vida de ambos. Una víctima y un rescatador la combinación perfecta para no comprender que todos tenemos una historia.

No quiero decir con ello que quizá ambos se hayan encontrado en la vida para subsanar sus amores y su vida.

Pero Gina hoy manda su historia y después de tres meses de gran idealización comienza a sentirse vacía y triste. Enojada y desolada.  Rogelio solo piensa en él y se comporta como un hombre insaciable de admiración y de atención.

Será que Rogelio es tan narcisista que no puede amar a nadie más que a sí mismo?

El Amor Narcisita: una relación profundamente destructiva...

Ana Giorgana

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform