sábado, 9 de junio de 2012

No pude llamarte en toda la semana...

Historias Reales de Personas Reales...


Leobardo se ha enamorado de la persona equivocada en el trabajo.  Rosa María está casada tiene tres hijos y trabaja en una dependencia cercana a la de Leobardo.  Ella es una mujer muy atractiva pero vive un gran abandono por parte de su esposo, según comenta Leobardo.


Ella está llena de atributos pero su marido no la valora. Leobardo está dispuesto a "aceptarla" incluso con sus dos hijos y hacerse de cargo de la manutención económica. Un sueño muy alagador para Rosa María, ella no se decide. No quiere quitarles el padre a sus hijos. 


Nadie puede quitarle el padre a sus hijos, los padres están o no según su grado de compromiso con la paternidad. Sin embargo, ella vive una gran ambivalencia, le parece divertido que Leobardo le tenga atenciones, le haga piropos e incluso hasta le gusta que se encargue de algunos pendientes de ella.  Su marido trabaja todo el tiempo e incluso viaja algunos días de la semana.


Ella no dispone de mucho tiempo para Leobardo tiene que trabajar, llevar su casa y realizar su rol de madre. Pero Leobardo se ha obsesionado. Generalmente comen juntos y en esos momentos ella se siente muy complacida. Pero al salir del trabajo sus obligaciones solo le permiten pensar y actuar en lo que le corresponde.


Lebardo es divorciado y sin hijos y no comprende cómo es que Rosa María no tiene más tiempo para él. Por tanto mientras más la llena de atenciones, ella más se asusta y huye y prefiere mantenerse al margen de la relación.


Eso ha sucedido esta semana. Ella no llamó, los niños se enfermaron y su marido no salió de viaje. Por tanto, las exigencias fueron mayores y no tuvo un momento para llamar a Leobardo.  Él sin embargo, se siente abandonado y empieza a exigirle más tiempo, más amor y más atención.


No pude llamarte en toda la semana también se traduce en no eres lo más importante para mí, tengo otras prioridades y otros intereses que están por encima de mi relación contigo.


Él se siente decepcionado. No sabe qué hacer. Le ha ofrecido todo. Ella no se decide. Rosa María no quiere más presiones y no está lista para romper su vida familiar. El gran problema es que Leobardo sí quiere una vida con ella.


Leobardo está muy triste y enojado siente que no es valorado y que siempre las mujeres de su vida lo rechazan.


Será que lo rechazan?  o siempre busca parejas que no pueden darle lo que él necesita.


Ahora él está solo sintiendo que ella no le llamará de nuevo. Tal vez sí o quizá no, pero lo más importante es la existencia de Leobardo quien necesita subir una escala más en su desarrollo personal, ya tuvo un divorcio porque su esposa no estuvo dispuesta a tolerar sus presiones y exigencias amorosas y de control.


Así mientras él no comprenda sus formas de amar, seguramente estará vinculándose a mujeres que no pueden darle lo que él requiere en una relación y además continuará obsesionándose con parejas que lo "abandonan" por sus exigencias en el amor.


Te invitamos a visitar cecreto tenemos artículos sobre diversos temas:
Violencia
Infidelidad
Amores destructivos
La codependecia
y más

Ana Giorgana
www.cecreto.com


Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform