viernes, 14 de septiembre de 2012

Las frases de los Amores Narcisistas...

MIS NECESIDADES SON MÁS IMPORTANTES QUE LAS TUYAS: ¡Te guste o no!

El interés por este tipo de relaciones me ha llevado a escribir diversos artículos que tienen que ver con la forma de vincularse en éstas formas de amor.

Escucho una gran necesidad de atención en aquellas personas, que por alguna razón, se encuentran enredadas en estas relaciones que algunas veces se convierten en destructivas.  Por supuesto, que no todos los que viven con un Narcisista sufren, pero muchos sí, para ellos está escrito este material.

Autor: Ana Giorgana

Es una aseveración que refleja de manera clara cómo es que se establecen los vínculos amorosos de tipo narcisista.  Vivir con una persona que antepone todo su ser primero, es una experiencia dolorosa, pero además, ese comportamiento, de ser el único y especial en el mundo, ha de ser reconocido como el acto más admirable.  

La pareja, debe seguirle en este sentido, de lo contrario, será sujeta de críticas e indiferencias. Pero lo que la pareja que cede a ello,  no sabe, es que, aún cuando admire y aliente, dicha situación, de todas maneras, será enjuiciada y sentenciada.

¿Cómo reconocer a estos seres "maravillosos" que se sienten tan especiales, y cerca del Olimpo?

Te has sentido atraída o atraído por alguna persona que mantenga un egocentrismo exagerado, sí es así, entonces estás frente a la presencia de un narcisista. 

El egocentrismo, se define como aquella actitud, en la que la persona, muestra un culto exacerbado por sí mismo y por lo que considera que le pertenece.  Necesita ser admirado para confirmar que es el mejor del Universo, el único, una pieza auténtica en su especie.

Además,  muestra una tendencia a la seducción en todos los aspectos de sus relaciones: es atento, siempre tiene la palabra exacta, en fin, sus destrezas sociales están altamente desarrolladas. Depende de los otros para obtener la admiración. 

Y para rematar, sus vínculos se encuentran atizados de una frialdad afectiva que se manifiesta, justo en el lema:
¡Mis necesidades son más importantes que las tuyas, te guste, o no!

Su incapacidad afectiva se denota en la falta de empatía frente a los otros, pero sobre todo, para los que establecen una relación de cercanía, para ellos, sólo existe la crítica, el desprecio y la indiferencia.

Cuentan con una serie de maniobras y manipulaciones, evidentemente, inconscientes con tal de conseguir lo que necesitan: admiración y respeto social.  Incansables buscadores de status social, solo ahí se consideran importantes.  


En algunos aspectos de su vida son solitarios. Y nadie puede llenar su propio vacío.



Generalmente buscan parejas llenas de vida, de roce social, que les brinden una plataforma para sobresalir, pero solo ellos, y nadie más.

Si pusiéramos un término que pudiera establecer un paralelo y una metáfora, las conductas narcisistas se pueden equiparar a las de "depredadores emocionales".  

Es decir, consumen la energía y las emociones de sus parejas, para después, una vez, que las han exprimido en todos los aspectos, la abandonan, porque ya no pueden ofrecerle nada, de lo que ellos requieren.  En condiciones así, una pareja, no puede responder, ya que se encuentra confundida, desvalida y devastada

El depredador emocional, muestra siempre una conducta de indiferencia frente a la catástrofe de su pareja, nada lo altera, nada lo conmueve, lo importante es ponerse a salvo él y nada más…

Es decir, viven emocionalmente hablando a expensas de otros, que al parecer, cuentan con las habilidades y capacidades de las que ellos carecen, una de ellas es, la alegría de vivir.  Al volverse depredadores emocionales, hasta que no arrancan de sus parejas la última gota de su alegría y su amor a la vida, pareciera que no se sienten a gusto.  Envidian todo lo que los otros gozan, disfrutan y construyen.

Cuando el lema de:¡Mis necesidades son más importantes que las tuyas, te guste o no! no se satisface a cabalidad, montan en cólera y estallidos de ira, hasta por las cosas más insignificantes e intrascendentes. 

Una buena dosis de crisis y de juicios son asestados contra la pareja, que no han acabado de comprender o entender, el o ella, que sus necesidades, son de primer orden.  Es cómo sí se hubiera cometido un pecado capital, y entonces, la deidad, decide el castigo de una manera implacable…

Pero sí observamos un poco más detenidamente estos comportamientos, podemos comprender, que en el fondo, sólo existe una imagen distorsionada de sí mismo, que tiene que la necesidad de engrandecerse, frente a un vacío que no le representa nada en su interior.  Sus vivencias internas siempre carecen de referentes sólidos que puedan realmente sostener a una personalidad madura.

¿Para qué tanta necesidad de admiración?

El terror de no estar a la altura, de no cumplir con las expectativas, lo ponen en un nivel de exigencia para otros, pero en especial a la pareja, que tiene que cubrir sus carencias afectivas.  Por otro lado, cuando esto sucede, recurren al cinismo y al sarcasmo como una forma de acallar a los de afuera que no están de acuerdo con ellos, como así mismo, y evitar tocar su dolor de un vacío.

Evidentemente en lo que se refiere a la relación en pareja, todo esto sucede en silencio, sin la presencia de los otros, velado y en la intimidad con toda su fuerza.  La pareja queda perpleja, confundida, y aparentemente, paralizada.  Es estar metida en un doble vínculo: sí eres mi pareja tienes que admirarme, pero sí eres mi pareja también tienes que rechazarme.

Sus encantos no se dejan esperar, su seducción se torna huidiza, pero también sus silencios, abandonos y falta de sensibilidad frente a las necesidades de la pareja cobra dimensiones escandalosas.  Además, de que tu no puedes tener lo que yo no tengo.  Porque sí lo tienes, voy a luchar para que se te acabe.  Así operan en gran parte las relaciones con un amor narcisista.

De manera qué:

Sí sientes que tu pareja no te escucha y no es sensible a lo que te ocurre?

Sí cada vez que tu pides algo, siempre existen factores que te descalifican o critican, o simplemente lo tuyo no es importante?

Sí cada vez que deseas hablar sobre la relación se torna huidizo o mantiene un silencio ominoso?

Sí la sola forma de sobresalir en tus proyectos, le provoca una gran ira, resentimiento y ataques de mediocridad?

Sí tus sentimientos son de confusión, parálisis, falta de comprensión, angustia y experimentas generalmente depresión…

Sí es así, seguramente, te encuentras enredada con una pareja con marcados rasgos narcisistas.  Lo más importante es que revises tus formas y modos de relación, y que te preguntes una y otra vez:

¿ Esta pareja me hace sentir importante?
¿ Puedo construir con mi pareja un proyecto de vida sano?
¿ La relación con mi pareja me lleva más al sufrimiento o al crecimiento?
¿ Las necesidades de mi pareja siempre están por encima de las mías?

Sólo tú puedes dar respuesta a estas interrogantes.  Sólo tú puedes saber qué tipo de relación estás construyendo en tu vínculo amoroso…

Toda relación de pareja cuenta con problemas y conflictos a resolver, pero el amor narcisista deja heridas y sufrimientos que es importante reconocer.  Es importante que detectes, cuánto es tu sufrimiento y dolor.  Y también, cuánto es tu beneficio y satisfacción con una pareja de esta naturaleza…

En la actualidad existen infinidad de recursos para sanar las relaciones en pareja, pide ayuda, infórmate sobre el tema, pero sobre todo trabaja en tu persona, en tus carencias y en lo que te corresponde a ti… Los otros jamás van a cambiar por ti…

Ana Giorgana
Terapeuta
Coach en temas de calidad de vida.

Y por fin sacamos el nuevo e-book sobre los amores narcisistas
Consúltanos en www.cecreto.com

artículos relacionados.

Las parejas de los Narcisistas

Un amor egoísta

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform