miércoles, 11 de septiembre de 2013

Cómo logré separarme de un amante que fingió amarme...

Historias Reales de Parejas Reales...

Esta historia de Amalia llega para ser contada tal cual ella la envía.

Durante 20 años, viví una relación de amante. Me enteré que estaba casado cuando ya estaba embarazada de mi hija. Me quedé en esa relación, todos esos años, SIN ACEPTAR NUNCA ese papel. 

Fue una relación mala, porque siempre me sentí utilizada, y siempre estaba con la esperanza de poder dejar a esta persona.  

Así  estaba un mes bien, otro peleando, y poco a poco empecé a tener periodos más largos sin intimidad con él. 
El año pasado justo en octubre decidí con la ayuda de Dios, luchar contra ese sentimiento, le pedí mucho a Dios que me arrancara ese amor que yo sentía por él, y aprovechando la situación que él se trasladó a trabajar al interior y venia los fines de semana a su casa, no a la mía, eso ayudó mucho a  que se alejara más de mí.

Sin embargo, siempre llamaba por teléfono o me decía  que yo fuera a donde el estaba trabajando, (sin mi hija) cosa que me llenaba de enojo porque solo me hacía sentir solo quería sexo y no compartir como familia. Así que nunca acepté ir, y solo lo vi una vez y no deje ni que me tocara la mano.  Un día me dijo que lo invitara a cenar, inventé que estaría ocupada ese viernes.  

De pronto en el facebook, (que tenia 2, uno para su familia en el cual obviamente yo estaba bloqueada) y otro con compañeros de trabajo y yo. 

De repente veo que otra mujer ajena a su esposa le compartió tarjetas con leyendas como estas:   Porque la distancia nos está ganando. Eres muy especial para mí. Las princesas también nos cansamos de tanto cuento.  

A pesar de que yo ya no había tenido relaciones con él, por un momento me sentí defraudada porque  nunca pensé que él buscaría otra amante. Subí  fotos de los tres (él mi hija y yo juntos)  y cuando ella se dio cuenta, le compartio una tarjeta que decía. A veces aunque duela es mejor decir a dios.  Pero él borró las fotos, entonces ella comentó que había visto algo que le llamaba la atención y que lucharía porque funcionara. y comentó con una amiga de ella que aunque no diera su brazo a torcer,  lo extrañaba muchísimo, que el era su hombre y que ahora sabía que era ella la que le gustaba. 


Yo aunque no debí reclamar porque ya no eramos prácticamente nada,  le pregunte a él si tenía alguna relación con ella,  y me dijo que no tenía nada con ella. 

El llegó a platicar conmigo, pero entonces me di cuenta que en realidad  yo había dejado de sentir amor por el y confirmé que ya no quería regresar. Él me rogaba. Pero no cedí y terminé con él para siempre. Aunque todavía pienso en él.

 
Solo hay algo que me preocupa, mi hija no quiere saber nada de él, desde tiempo atrás dejo de llamarla y para su cumpleaños en marzo, le prometió ir por ella para invitarla a cenar, a la fecha no lo ha hecho.

El dice que siente que ella lo detesta, pero no hace nada para volver a tener la buena relación que tenían.

Ahora estoy en proceso de acercarme más a Dios. y  tratando de aceptar lo que yo tanto le pedí, que me alejara de él, y darme la oportunidad de tener alguien para mí.

Gracias

Ana Giorgana


 

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform