domingo, 8 de septiembre de 2013

Me prometió una y mil veces más que dejaría a su esposa...

Historias Reales de Parejas Reales...

Úrsula está desolada. No encuentra su lugar en el mundo. Ella siempre se consideró la buena amiga y la "novia" de Augusto, hasta que un día leyendo un artículo: las relaciones de amantes se dio cuenta que estaba viviendo un engaño de ambas partes, pero lo que más le dolió fue darse cuenta que era ella quién había construído esa fantasía.

En realidad ese fue el momento en el que cobró conciencia no tanto de ser la amante de Augusto, sino de su verdadera posición y rol en la vida de su pareja de a tres.


Amante, eso soy, soy la amante de Augusto Villanueva y nadie más. Aunque me ha prometido más de mil veces que dejará a su esposa no lo hace. Llevo siete años de mi vida esperando esta situación y nunca llega.

Además, acabo de reconocer que él tiene una esposa y tres hijos.
¿Yo me sentiría feliz con un hombre que deja a sus hijos?
¿Yo me sentiría de cualquier manera culpable por la situación?

Sus preguntas recorren sus pensamientos, mientras sus lágrimas recorren sus mejillas. Está muy triste, desolada, no sabe para donde dirigirse y no encuentra la manera de explicarse su vida con y sin Augusto.

Han sido tantos años de esperar. Tantas promesas que nunca llegan a cumplirse. Tanto tiempo de poner expectativas en una relación que no existe una posibilidad de compromiso matrimonial como ella lo desea.

Él está casado. Él tiene un compromiso previo. Él tiene una vida paralela y yo soy parte de esa vida paralela.

Ahora comprendo que un caso entre mil es el hombre que se atreve a terminar la relación con su esposa e hijos para irse a vivir con su otra pareja, sucede sí, pero no es mi caso.

En este tipo de situaciones no queda más que afrontar y retirarse de la relación en la que no es posible que este vínculo matrimonial se pueda dar, porque en el fondo es lo que Úrsula quiere para ella: una pareja y formar una familia.

Decidió terminar, Augusto no quiere que se acabe la relación. Ella se encuentra firme y decide tomar el riesgo de dejarlo. Se encuentra en duelo, en plena crisis y de formarse un nuevo proyecto de vida sin Augusto, no ha sido fácil, sin embargo, la historia que quiere escribir sobre su vida es mucho más importante que la situación que vive.

Lo primero que hizo Úrsula fue buscar un nuevo trabajo. Le ofrecieron una gerencia en el interior del país y lo aceptó. Ahí se dio a la tarea de conocer nuevas personas, viajar y entrar a estudiar una nueva carrera los sábados.

Empieza a ver la luz y poco a poco ha ido superando el duelo de ese amor que no la dejaba vivir libremente.

Ana Giorgana
www.cecreto.com

Las relaciones de amantes

Alicia está enamorada de su jefe, pero él es casado.









Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform