jueves, 21 de noviembre de 2013

Bertha necesita que su pareja renuncie al alcohol...

Historias Reales de Personas Reales...

Bertha necesita que su pareja deje de beber porque siempre que lo hace su personalidad cambia.

La pareja de Bertha con el alcohol se vuelve agresiva, irascible, rompe cosas y todo lo deja hecho un desastre.

Más allá de los desperfectos materiales, se encuentran los emocionales. Esos estragos que son del alma.

Con su adicción al alcohol también llegan los insultos, humillaciones, reclamos, tristezas, nostalgias y vejaciones.

Ella lo ama pero él ama más a la bebida.

En varios artículos he insistido que las adicciones son una historia de amor.

Por tanto, Bertha convive en su relación con un tercero, el compañero más fiel de su pareja: el alcohol.

Él se encierra todos los fines de semana y por las noches toma su botella, pone música y bebe en soledad hasta altas horas de la noche. Al día siguiente no tiene ganas de nada. Se levanta tarde. Se cura su cruda. No quiere salir. Está enojado. Y, en la noche, la misma historia.

Bertha está desesperada, quiere que el cambie para llevar una vida plena.
Realmente Bertha está tratando de arreglar la vida de su pareja, en lugar de centrarse en la propia.

Ella requiere cobrar conciencia que él cambiará, cuando él lo decida, y que ella tiene que ocuparse de sí misma, de su arreglo personal, de su vida, de su proyecto, de su estima y de su condición de vida.

Nada hará cambiar esa historia de amor con la bebida.


Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform