jueves, 3 de abril de 2014

Nuestra relación terminó después de que hubo una aborto...

Historias Reales de Personas Reales...

En últimas fechas una gran cantidad de parejas llegan a la consulta porque han sufrido algún tipo de aborto en su relación de pareja. A veces, solo llegan ellas porque ellos no están dispuestos a someterse a un terapia de parejas.

Ignacio ha llegado a la consulta con una gran confusión. Patricia su pareja no ha podido superar su dolor ante la pérdida de su hijo. El primer aborto se dio de manera espontánea. Sin embargo, cinco meses después, ella volvió a quedar embarazada. Para ese entonces, Ignacio había perdido su trabajo y su situación económica se veía complicada.

Ignacio pidió a Patricia que interrumpiera el embarazo. Después de líos, conflictos, estrés y un gran sentimiento de culpa, ella accedió.  Pero desde entonces, no para de reprocharle a él la situación.

Ella ha decidido terminar para siempre su relación. Ha caído en una fuerte depresión y vive una vida de infierno ante su decisión que reprocha de manera contundente. 

La interrupción del embarazo ha sido la gota que derramó el vaso, argumento Ignacio, en realidad teníamos problemas de tiempo antes.   Ahora me siento lleno de remordimientos y culpabilidad.

Me quedé sin Patricia, sin la relación y estoy siento un vacío enorme en mi vida.

Ignacio se encuentra en franco proceso de duelo y desesperación. Su terapia lo ha llevado a tocar fondo en sus sentimientos y desesperación.  Este luto al que se ha impuesto ya le está afectando su área de la salud. No desea nada, ha bajado de peso y muestra una ansiedad constante.

En la consulta que ha sido intensa empezamos a trabajar sobre su proceso de duelo como bien lo señalo en mi libro: Cómo Enfrentar los duelos y las pérdidas, un camino hacia la libertad emocional.  Y, hemos continuado con la recuperación de su dependencia emocional hacia Patricia. Ignacio ha cobrado conciencia de su tan deteriorada autoestima.

Él desea ser una mejor persona y demostrarle a Patricia que es posible sanar, ella se encuentra renuente a acudir a cualquier tipo de ayuda. Él tiene la esperanza de que pueda convencerla. Patricia por su parte se siente víctima de las circunstancias y no atina a salir de su depresión y parálisis.

Toda ruptura implica una pérdida que lleva a tocar sentimientos depresivos, de dolor y de duelo, es necesario recurrir a los especialista y optar por una terapia de parejas o de duelos y pérdidas, como bien, lo ha hecho Ignacio.

Te comparto su historia porque él lo ha pedido para que mucha gente pueda beneficiarse de su experiencia.

Gracias.

Ana Giorgana
Terapeuta.
Experta en procesos de duelo.
www.cecreto.com

El aborto una decisión difícil y perturbadora.



Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform