face

El fortalecimiento de la pareja es la clave para mejorar las familias y la sociedad

El fortalecimiento de la pareja es la clave para mejorar las familias y la sociedad
Ana Giorgana

lunes, 13 de octubre de 2014

Cerrar ciclos y enfrentar que una relación terminó...

Durante toda nuestra vida estamos expuestos a cerrar ciclos en la vida, en las relaciones, en el crecimiento. Pero ninguna experiencia nos mantiene atados tanto, cómo la experiencia de renunciar y cerrar ciclos en la relación de pareja.
¿Cuándo es preciso cerrar un ciclo de vida o darle vuelta a la página?

Necesitamos hacerlo cuando de alguna manera nos 

quedamos arraigados en un pasado que ya no es, y no 

volverá.  

La relación entonces se torna disfuncional, angustiante 

y llena de conflictos.

Es preciso cerrar ciclos y seguir adelante cuando las 

relaciones de pareja han caído en la indiferencia, faltas 

de respeto, agresiones y vínculos enfermizos.

Todo cierre de ciclos implica un acto de decisión, 

ejercitar la voluntad y dejar de vivir en el ayer para 

centrarnos en el ahora. Continuar y mejorar la calidad 

de vida emocional se torna en una necesidad.

La necesidad de volvernos más hacia nosotros mismos y 

trabajar en nuestra mejora continua, es una forma de 

vivir en la estima personal. Porque de alguna manera 

nuestra autoestima refleja todo los actos y acciones en 

nuestra vida, imagen personal, acciones, pensamientos 

y sentimientos. Sin autoestima no hay nada en la vida.    
Cerrar ciclos es asumir los hechos sin quedarnos en los 

detalles. Asumir que las cosas son como son, y no 

podemos hacer nada para cambiar el pasado. Pero sí, 

podemos elegir vivir en el presente y tomar acciones 

para modificar este ahora.  

La responsabilidad es personal. Podemos pedir que el 

otro vuelva, que no nos sea infiel de nuevo, que no nos 

abandone, gritar y suplicar. Nada funciona. La otra 

persona, nuestro amante querido hará lo que considere 

pertinente para sí mismo.

Cerrar ciclos es un proceso, no sucede de un momento 

a otro. La paciencia es el gran aliado porque los 

sentimientos frente a los duelos, que es precisamente 

cerrar ciclos se entremezclan: ira, dolor, enojo, 

aceptación, nostalgia, culpa, vergüenza todo junto se 

nos muestra en nuestra experiencia.

Cuando decidimos hacerlo. La vida se torna diferente. 

La toma de conciencia es imprescindible para ello. La 

terapia de parejas es una forma de llevarlo a cabo. La 

psicoterapia para cerrar ciclos es otra manera. Dejar de 

lado la dependencia emocional hacia nuestra pareja, y 

empezar un camino de reconstrucción hacia nosotros 

mismos.

Desde mi punto de vista no existe otro camino.

Pero los terapeutas estamos ahí para ser consultados y 

comprender lo que sucede. Ayudar y facilitar el 

cambio, pero nadie puede lograrlo sin tu consentimiento y voluntad para elegir.

Cerrar ciclos es emprender un camino hacia la libertad emocional




Ana Giorgana 



Especialista en Terapia de Pareja 
Y Prevención Familiar y Social



https://www.facebook.com/CecretoyAnaGiorganasíguenos, agenda tu cita.