sábado, 21 de febrero de 2015

Crisis o Problemas en la relación de pareja: separarse o seguir?

Febrero 2015

Una gran cantidad de parejas se realizan una serie de preguntas acerca de cómo solucionar sus problemas de pareja. La gran mayoría tiene problemas que no logran solucionar.Resultado de imagen para parejas felices

Crisis en la relación de pareja y la psicología positiva.

Por el contario, se encuentran llenos de dudas y temor. La gran mayoría de su tiempo lo desgastan pensando pero no analizando sobre cuáles son los problemas principales por los que están en dificultades. Mejor terminamos, parece ser, una reacción natural.

¿Romper o Seguir en la vida en pareja?

Romper o seguir en una relación de pareja depende de una infinidad de factores:
1.- El tiempo de la relación.
2.- El compromiso de ambos en la relación de pareja.
3.- Fallas en la definición del problema por el cuál discuten.
4.- Y, sobre todo, de qué fortalezas depende la pareja para seguir en la relación de pareja.
No existe un cambio sino se reflexiona.

¿Hasta dónde nos han llevado nuestros conflictos, problemas o crisis de pareja?
-          Violencia.
-          Falta de Respeto.
-          Infidelidad.
-          Celos incontrolables.

Considerar sí esos problemas o crisis son salvables. O han traspasado traspasado todos los límites de la integridad para cualquiera de los miembros de la pareja. Lo que menos puede comprometerse dentro de una relación de pareja es la autoestima.

En un artículo sobre la autoestima y las relaciones de pareja hablamos sobre el sufrimiento que algunas personas quienes cuentan con una autoestima debilitada prefieren mantenerse dentro de una relación de pareja a pesar de su sufrimiento y dolor.

El análisis objetivo y realista de una relación y de la manera en cómo se relacionan y viven su día a día en la pareja es la clave para saber sí una relación tiene o no futuro.

Cuando las parejas están en conflicto serios por tiempo indefinido sin poder dar respuesta a su problemática, la terapia de pareja puede ser una posibilidad es gran ayuda. Sin embargo, es necesario, también comprometerse con este tipo de situaciones. No se trata de aliviar el dolor momentáneo, sino verdaderamente, de realizar un cambio fundamental en los estilos y formas de relacionarse de las parejas.

Se requiere de tomar decisiones sobre la base de los conflictos de la pareja. No existen dos parejas iguales. No existen dos problemas idénticos en la vida en pareja. Cada relación es diferente, y por tanto, cuenta con sus propios retos, fortalezas, problemas.

El temor al cambio aun cuando sea deseado es un impedimento que se requiere revisar dentro de la vida en pareja:
-          Temor a estar solo.
-          Temor al dolor y sufrimiento por la separación.
-          Temor a no encontrar a otra pareja.
-          Temor a enfrentar a familiares frente a una ruptura.
-          Temor a vivir una vida deprimida y sin alegría.

Los temores y los miedos son un impedimento importante de por qué las parejas se quedan en los problemas o bien no encuentran una solución a los mismos.

¿Por qué seguir viviendo en una situación o relación de pareja que lejos de construir una vida satisfactoria se muestran en el lamento, la insatisfacción, el dolor, la frustración, el sufrimiento y queriendo encontrar una solución en el mismo lugar?

Algunas consideraciones finales:
-          La relación se ha vuelto solo el problema: la pareja solo habla de los problemas, de las crisis, de sus formas de vivir. Rara vez se relacionan de otros elementos que también entran en juego dentro de la relación de pareja. Las crisis y los problemas están siempre al acecho de cualquier interacción. No existe lugar para el amor.

-          La infidelidad: una forma de convivir con el problema. Nos quedamos enojados, tratando de encontrar el por qué sucedió la infidelidad. Sin embargo, solo nos desahogamos recriminando al otro lo que hizo y lo que no. No tomamos responsabilidad en el asunto. Vivir a la sombra de un tercero no parece ser una apuesta muy amorosa en la vida.

-          Conflicto de intereses y el poder: en toda relación de pareja existen intereses diferentes, también situaciones de poder. Sin embargo, cuando estos se encuentran o se desencuentran ya no existe una solución para enfrentarlo.  Por tanto, es necesario cuáles son esos intereses encontrados y encontrar una solución que permita la mejor forma de resolver el conflicto. Ambos miembros de la pareja requieren sentirse lo mejor posible con la solución.

-          Desamor: nadie está obligado a quererse para toda la vida. Lo que es una realidad es que en cuando una pareja tiene tantos problemas y conflictos durante un tiempo prolongado el amor se esfuma por todos lados. La experiencia del desamor es una de las más dolorosas y se pueden observar en conductas muy precisas: falta de interés, rechazo, abandono de las relaciones sexuales, abandono del tiempo y del afecto.

Es necesario recobrar el centro de la reflexión y el pensamiento crítico hacia la vida en pareja. No volver a reaccionar. La reacción justamente, ha llevado a la relación de pareja dónde está:
-         La aceptación es la clave
c

La terapia para conocer los problemas y conflictos de la pareja son un gran apoyo.
En mi libro Cómo Vencer la Dependencia Emocional hablo justamente de esta manera de salir de patrones destructivas, además en mis otros dos títulos exitosos te llevo de la mano para que se pueda realizar un proyecto de vida tanto personal como en pareja.
Nuestra autoestima refleja toda nuestra vida.

Ana E. Giorgana





Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform