miércoles, 25 de marzo de 2015

La violencia en las relaciones de pareja y el noviazgo

Ana E. Giorgana
Resultado de imagen para terapia y violencia pareja
www.cecreto.com

La violencia es uno de los aspectos que mayormente lacera de las personas. El trato de cualquier tipo de violencia es una forma de poder para vivir y entender las relaciones, pero sobre todo, las relaciones de pareja.
Es una realidad que cada día aumenta más la violencia en el noviazgo. Cifras preocupantes frente a este fenómeno de la violencia. Generalmente los hombres son más violentos que las mujeres en el tipo de violencia física. Sin embargo, las mujeres optan por otro tipo de violencia como la psicológica o emocional.
De cualquier manera es importante hablar sobre este fenómeno tan recurrente entre los jóvenes principalmente.   Los estudiosos y psicólogos estamos cada vez más presenciando este fenómeno de violencia en el noviazgo, por tanto, es necesario hablar reiteradamente de ello.
Toda conducta de abuso, de violencia se encuentra insertada en el seno mismo de la relación, pero no se identifica como tal, por el contrario, se le niega y se le alienta en “aras” del amor.
-          ¿Tú pareja no te deja escoger libremente tus amigos, tu ropa, actividades que te son gratas?
-          ¿Tú pareja toma todas las decisiones respecto de sus actividades?
-          Tú pareja te prohíbe salir con amigos.

La violencia siempre tiene señales, sin embargo, la gran mayoría de los involucrados no lo toman como un acto de abuso y violencia. Por el contrario, justifican y niegan las señales de la violencia. Ni siquiera son capaces de detectarla pese al tono y forma de decir las cosas. La violencia verbal está presente y se minimiza.
La violencia verbal de baja intensidad es la que más lacera las relaciones de pareja: humillar, descalificar, no valorar, no tomar en cuenta. La violencia de baja intensidad es constante, permanente, irritante pero negada.
Señales de violencia:
1.- humillaciones y apodos, te exhibe delante de la gente.
2.- chantajes constantes y permanentes.
3.- control de todas las actividades, responsabilizarte de todo lo que ocurre en la pareja.
4.- celos incontrolados. Los malditos celos son una forma violenta de tratar a la pareja.
5.- Rompe cosas y especialmente tus pertenencias.
6.- Golpes argumentando que son “juegos”.
7.- Obligar a tener relaciones sexuales.
Poner límites ante la primera señal es lo más importante.
Revisar tus sentimientos.
Hablar sobre los sucesos. No callarse. Poner al descubierto lo que está ocurriendo.
Trabajar en la autoestima y dignidad personal.

En Cecreto tenemos el compromiso de prestar un servicio altamente calificado hacia la calidad de vida emocional. Y, nos dedicamos al cuidado y calidad de vida de las parejas y las familias.
Cómo Recuperar la confianza en el amor: heridas y cicatrices en la relación de pareja.
Y, uno de los grandes éxitos editoriales: Me enamoré de un Imbécil y ahora qué hago? Y que solo está disponible en librería de México y España.


Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform