domingo, 18 de septiembre de 2016

Leonor es una mujer que ama demasiado le ha dado todo a Antonio

Historias Reales de Personas Reales...
www.cecreto.com





Lorena es una mujer muy inteligente, brillante y con una gran introspección.

Lorena es una mujer que se distingue por amar demasiado en sus relaciones de pareja.

A decir, de ella: " lo da todo", "entrega todo", "se compromete demasiado", " su vida gira en torno de su pareja".

Lorena dentro de la psicología es una mujer que confunde el amor con la relación de pareja. Por supuesto, que tiene diferentes maneras de comprender el amor. Para ella, estar al lado de una pareja, es fusionarse, volver una amalgama con el otro.  

En mi artículo sobre el amor de amalgama hago referencia a todas estas características que están presente en un amor de esta naturaleza: se trata de un amor dependiente e infantil, claro una cosa es describirlo y otra muy distinta experimentarlo.

Lorena, se encuentra ahora ante la decepción y el desamor, Antonio le ha dicho que no desea seguir en pareja con ella, ya no la ama como pareja, la mira como amiga y eso ha causado una gran conmoción en su vida emocional y en lo cotidiano.

Dar todo a cambio de nada, dice ella, no puedo forzarlo a quererme, pero esto ha sido una agonía muy larga:

1.- Su abandono afectivo de un tiempo para acá, aparentemente sin ninguna explicación.

2.- Su indiferencia sexual también me ha dolido y lastimado mucho.

3.- Su falta de compromiso en todo, yo hacía todo, yo resolvía todo, yo estaba siempre haciendo por él y por la relación, así es como yo entiendo la relación de pareja,

4.- Por otra parte, él nunca estaba al 100 conmigo, cuando yo le pedía todo estaba dispuesto pero no comprometido.

5.- Me siento angustiada y triste, pero seguramente esto también pasará.

Él me ha pedido un tiempo, y yo estoy dispuesta a dárselo, lo que no entiendo es porque él no toma la decisión de la separación y ya, no ha hijos, no hay bienes, pero él quiere que como siempre yo tome la iniciativa de separarnos y ponerlo todo en charola de plata,

Pero en esta ocasión no lo haré, que sea el quién decida, pida tiempo, pida el divorcio y decidamos en qué términos quedaremos.

Claro que estoy desolada, me siento muy mal, pero ya me cansé de hacer todo por él y dejarme en último lugar.

He decidido tomar una psicoterapia y empezar a ver por mí, y él que resuelva lo que tenga que resolver.  

En un inicio pensaba que la terapia de pareja era lo mejor, pero ahora, considero que es mejor que yo tome mi propio proceso y así lo haré.

Para empezar a trabajar con Lorena, iniciamos la lectura de algunos artículos, que quizá para ti también pueden ser de utilidad.

La dependencia emocional
La infancia y la elección de pareja

Ana Giorgana
www.cecreto.com


Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform