domingo, 6 de noviembre de 2016

Mi pareja me terminó por Whatsapp

Historias reales de Personas Reales
www.cecreto.com

Resultado de imagen para whats y separación pareja

El día que mi pareja me terminó por Whatsapp fue uno de los más dolorosos, no fue capaz de hacerlo personalmente y esto me lastimó.

Por una parte, ese día, tenía que presentar la última parte de mis exámenes finales en la licenciatura, estaba tensa, llena de agobio y con un montón de entrevistas que resolver con mis profesores.

Hacia la media mañana llegó un mensaje a mi celular por el whatsapps, no puede verlo, estaba terminando de revisar el último capítulo de mi tesis con mi asesor. Mi profesor es una persona muy estricta y nos prohíbe siquiera sacar el celular en el momento de la asesoría.

Por tanto, el mensaje que me envió mi pareja lo pude ver como una hora después. El mensaje era muy claro:

MEJOR TERMINANOS, YA NO ME LLAMES, YA NO VOY A SEGUIR CONTIGO, NO INTENTES BUSCARME, ES MEJOR ASÍ.

Sus palabras eran muy claras, no me dejaba opción, pero además, no sabía cuál era el motivo, el día anterior, habíamos disfrutado de una comida familiar, fuimos al cine y me dijo que me amaba.

Mi confusión fue enorme, no entendía, no sabía, me angustié, lloré, intenté llamarle pero no me contestó, me bloqueó de todas sus redes sociales y nunca más volví a tener contacto con él directamente.

No fue muy atinado de su parte cortarme exactamente el día que estaba en revisiones, exámenes, trámites, y mucho menos, cortarme y dar por terminada la relación de esa manera.

Estaba desconsolada, le llamé a una amiga y le pedí que investigara en sus Facebook porque a mí ya me había eliminado. Le llamé a un amigo suyo y solo me dijo que decía mi pareja que ya habían terminado y eso era todo.

Por otra parte, mi confusión no me dejaba concentrar en lo que seguía en la universidad. Decidí con todo mi enojo y me prometí no buscarlo nunca más. Pasé un tiempo más que enojada y triste, muy desilusionada y llena de preguntas. Nunca supe qué pasó. Jamás nadie me dijo nada y es como si se lo hubiera tragado la tierra.

Teníamos dos años como pareja, habíamos compartido un sinfín de cosas, situaciones, habíamos paseado, conocíamos a las familias. Desde mi punto de vista, teníamos una relación buena y estable.

La falta de valor que mostró y su no compromiso para terminar la relación me tenían realmente intrigada y muy enojada. 

Al escuchar esta historia de una chica que llega a pedir psicoterapia me siento con una gran cantidad de interrogantes:


¿De qué manera una persona puede irse de una relación sin mayor explicación para el otro?

¿Cuánta falta de respeto a la persona que durante dos años se le dijo amar?

¿Cuánto desinterés por ser confiable y asumir la decisión de una manera madura?

Finalmente, Esther, decidió no buscar nunca más a esta pareja, pero quedó muy herida y lastima, así como una sensación de no ser una persona digna de merecer una explicación.

El trabajo en la psicoterapia ha sido arduo, reestablecer su confianza en ella misma y en las relaciones de pareja ha sido una prioridad.  No ha sido fácil para ella, pero finalmente, tomó el camino del crecimiento personal.


Ana Giorgana

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform