lunes, 18 de julio de 2011

La mamá de María siempre tiene que opinar...


Historias Reales de Personas Reales...
Gerardo está enojado porque la mamá de María siempre opina sobre las cuestiones de pareja.
María parece una niña indefensa que no puede tener opiniones propias porque su mamá tiene la última palabra en su relación de pareja.

María es una mujer de veintiocho años que lleva de novia con Gerardo tres años. Gerardo se quiere casar, pero lo único que lo detiene es que su mamá está presente en todo lo que tenga que ver con la relación de pareja de ambos.
Es como si María no pudiera cortarse el cordón umbilical. Aunque es una mujer adulta, siempre consulta a su mamá sobre todo lo que tiene que ver en su vida. La mamá de María es una mujer controladora que "quiere que su hija sea muy feliz".
El problema es que la suegra de Gerardo no lo acepta totalmente. Aunque él es un hombre trabajador, sano y con proyectos exitosos, la mamá de María quiere un príncipe para su princesa.
Y María no ha sabido defender su posición, sus límites y su relación.
Gerardo está muy molesto porque en el fin de semana, la mamá estuvo enferma y ambos tuvieron que renunciar a sus planes. La mamá de María le hablaba todo el tiempo para que la fuera a cuidar y ella accedió.
Por cierto, la mamá de María, según Gerardo, solo tenía un resfriado.
La relación con las suegras es una situación delicada sobre todo cuando entra la competencia, el control y la falta de respeto y libertad hacia la pareja de los hijos.

Esta carta está dirigida a todas las suegras, dice Gerardo, por eso te envío esta historia.

Es mejor mantener una actitud de respeto que de intrusión frente a la pareja de los hijos.
Gerardo ya le pidió a María un tiempo para que decida si va a estar más jugando el juego en la relación con su mamá, o si, de verdad, desea una relación madura y centrada con él.
Gracias por leerme, mi misión, es la calidad de vida emocional y su impacto en lo social.
Ana Giorgana
www.cecreto.com
Registrate al boletín es gratis: y recibes los diez mandamientos de la vida en pareja.

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform