sábado, 2 de julio de 2011

La nueva boda real...

Historias Reales de Personas Reales...
La realeza de Mónaco se viste de opulencia y elegancia. Una gran boda, una gran celebración. Pero la NOVIA, Charlene Wittstock, lucía triste, tensa, sin emoción. Tal vez, su personalidad, quizá los rumores, probablemente el protocolo. Muchas cosas se suceden alrededor de la vida de una princesa. Sobre todo cuando no está acostumbrada a tanta pompa y circunstancia.
Pero las mujeres, en general sueñan con bodas reales, con ser princesas y están dispuestas a darle rienda suelta a sus fantasías, para ser las únicas. Las mejores. Una boda llena de glamour, de elegancia y de lucimiento.


Pero una cosa es la fantasía y otra muy distinta la realidad. Vivir una vida de princesa requiere de protocolos y exigencias.
Pero no.


Una mujer siempre alberga en sus fantasías inconscientes ser la princesa, la reina y encontrar a su príncipe azul.
El gran problema surge cuando en la vida real, esa vida de princesa se convierte en obligaciones.
Una gran carga de trabajo.
El príncipe azul, ya está un poco desgastado.
Son solo fantasías, sueños.


La realidad es tan distinta. Vivir una vida de realeza es un sueño. Pero ni ellas se muestran tan complacidas. Por el contrario, la princesa de hoy, se muestra más bien, adusta, seria, llena de tristeza y quizá con un gran arrepentimiento.
No lo sabemos, ni lo sabremos jamás, pero es una realidad toda mujer sueña con ser princesa.


Pero sus fantasías siempre se estrellan con la realidad de:
- lo cotidiano.
- las presiones.
- el trabajo.
Y sobre todo, que saben que en el fondo, no se han casado exactamente con un príncipe sino con un hombre 
humano, que tiene comportamientos de ese tamaño, humanos.


Esto si que es una verdadera boda real. La realidad de la boda.
Gracias por leerme, mi misión es la calidad de vida emocional y su impacto en lo social.
www.cecreto.com
Entra al sitio y si te suscribes al boletín recibes gratis: Los diez mandamientos de la vida en pareja.


Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform