Ana Giorgana

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Podemos Hablar?

Problemas que se han hablado treinta y cinco mil veces y que no llegan a ninguna solución.

Historias Reales de Personas Reales...
Claro que es importante hablar.
Pero hablar de lo mismo, un y otra vez, es aburrido, desgastante y tedioso.
En general, las mujeres sacan más este tema a relucir.
Pero hablar de qué:
Hablar no es criticar.
Hablar no es reclamar.
Hablar no es ofender.
Hablar es sostener una plática para llegar a soluciones sobre algún tema.
Pero solo hablar por hablar en una relación con dificultades es solo agravar los problemas.
Por qué?
Porque ninguno se compromete con la solución.
Conclusión:
Más frustración.
Más aislamiento.
Menos acuerdos.
Mayor desilusión.
Una sensación de fracaso permanente.
Suscríbete a nuestro boletín es gratis y recibes: Los diez Mandamientos de la vida en pareja.
www.cecreto.com
Ana Giorgana