sábado, 7 de enero de 2012

De verdad tenemos que soportarlo todo por amor?

Soportar todo en el amor significa ceder, permitir, no poner límites y después de todo que los sentimientos queden intactos.

No importan las humillaciones los malos tratos, las infidelidades, los abandonos y el desamor?

Cómo entonces entender el amor, la relación de pareja y compartir una vida en comunión y en unión con otro, ese otro, que hemos elegido como pareja?

De dónde ha salido esa idea descabellada que es necesario soportar para saber amar?

Cómo es posible amar a alguien más que a la propia persona?

Parece irracional pero sucede. Estoy segurga que la consulta de muchos psicólogos y especialistas en la salud se encuentran con este dilema que es complejo de resolver. Cómo hacer entender a la persona que primero es ella y después todo lo demás?

Los límites entre el amor y el permitir se desdibuja. Se vuelven confusos y hasta irracionales.
Vivir con alguien en pareja siempre implica riesgos y conflictos. El amor es así. Las relaciones también y la vida humana es siempre compleja y cuenta con diversas aristas para su entendimiento.

Pero una persona que se llama individuo y que tiene que ver por sí mismo al llegar a la edad adulta, resulta que pone toda su seguridad en otro, su pareja. Le otorga el valor de su persona. Y sufre. Le da la responsabilidad de su bienestar, ya no digamos de su felicidad. Y luego llora porque esa pareja no se comporta a la altura de sus necesidades.

Es necesario regresar a la sensatez y a la madurez. Los límites en el amor solo pueden ser establecidos cuando Yo me siento una persona digna, capaz de ser amada, estar en condiciones de respetar mi valor personal y autoestima.

De lo contrario, existe apego, dependencia, irracionalidad y un buena dosis de sentirse víctimas por la situación en la pareja.

Es inaceptable que una persona se quede en una relación en la que existe indiferencia, desamor, traición, abandono y no logre comprender que su sufrimiento es inválido, el otro, no va a regresar, a pesar de tanto dolor.

Pero para ello, es necesario tener los pies bien plantados en la tierra y asegurarse a uno mismo que la persona más importante para construir relaciones sanas y funcionales es uno mismo.

La primera recomendación al respecto es la siguiente: establecer bien claros los límites del amor, de la relación del permitir  y de no tener que soportar todo por amor.

Es decir, y en conclusión, lo más importante es defender el amor propio.

Gracias por leerme, mi misión es la calidad de vida emocional.

Te invito a que visites nuestro sitio www.cecreto.com

Novedades, libros, tutoriales, cursos que te ayudarán a fomentar una buena relación contigo mismo.
Visita nuestra editorial, siempre hay novedades.

Cerrando ciclos en la vida es el nuevo material de cecreto

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform