sábado, 12 de mayo de 2012

En esta situación de abandono no sé que hacer con mis circunstancias...

Historias reales de personas reales...

Hace tiempo me pregunto grandes verdades o mentiras sobre el ser humano.

Nadie está exento de vivir en el aislamiento.

Todos estamos inmersos en la vida, en las relaciones, en el trabajo.

Pero todos queremos algo: amor, reconocimiento, éxito, dinero, buena vida, felicidad.

Y sin embargo, no trabajamos en nuestra calidad de vida emocional.

Toda esta semana mis consultas se han centrado en la sensación de abandono. Una experiencia desgarradora para el que lo vive. Pero también es cierto estas personas quieren encontrar a alguna persona, circunstancia o condición que lo justifique.

No existe tal evento.

El abandonado se siente así siempre.

Las razones son variadas, pero tenemos que asumirlo y hacernos cargo de esa sensación, sentimiento o circunstancia. Puede ser con el hijo, la familia, la excluisión, el embarazo, la pareja, el trabajo, la salud.

Todos hemos vivido momentos críticos en nuestra existencia.

Y algunos la libramos otros no tanto.

Pero tenemos que seguir, caminar y salir de nuestra situación de parálisis  y de vícitmas.

Te invito a que sigas nuestras publicaciones.

Cómo enfrentar los duelos y las pérdidas. Un camino hacia la libertad emocional

Ana Giorgana

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform