viernes, 4 de enero de 2013

Un amor violentado...

La violencia y el amor pueden confundirse como una forma de vinculación que no siempre se puede distinguir.
Nuestra vida amorosa puede convertirse en violencia sin darnos cuenta.
Estamos tan enamorados que todo lo pasamos.
Creemos que todo pasará rápidamente.
Que no se volverá a repetir.
Qué quizá nuestra pareja estaba cansada: justificamos en aras del amor.
Negamos.
Justificamos.
Lloramos en silencio.
Pero al final nos sentimos paralizados de tanta destrucción.

En los amores violentados puedes encontrar más información.
leer más: CeCreTo-Centro de desarrollo humano y personal

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform