Ana Giorgana

viernes, 14 de marzo de 2014

Yo no quiero que su hijo viva con nosotros...

Historias Reales de Parejas Reales

Uno de los conflictos que con mayor frecuencia se presentan en parejas que han tenido una relación previa es el tema de los hijos.

Raquel no desea que el hijo de Alfredo viva con ellos.  Alfredo se encuentra entre la espada y la pared. Por un lado desea que su hijo mayor viva con él y por otro también quiere a su pareja actual y no sabe cómo salir de este conflicto.

Su conflicto parece no tener solución. El hijo de Alfredo es un joven de veintitrés años que se encuentra terminando la carrera. Los conflictos con su madre han sido ya de proporciones violentas. El hijo de Alfredo abusa del alcohol y Raquel considera que no tiene porque lidiar con esos problemas que le corresponden solo a Alfredo y su ex-pareja.

Alfredo insiste a que al muchacho le falta su padre y por ello lo va a llevar a vivir a su casa. Raquel ya amenazó con irse del hogar. El hijo de Alfredo no encuentra lugar en ningún lado.

El alcoholismo del hijo de Alfredo es digno de internarse: bebe diario, sufre trastornos en su personalidad bajo los efectos del alcohol, está a punto de abandonar la escuela, se torna agresivo e incluso ha llegado a agredir a sus padres. Cada día su conducta es más exigente en cuanto al dinero para poder obtener el alcohol.

Raquel se niega porque cuando el año pasado estuvo de vacaciones con ellos dos días llevó a sus amigos a su casa y estuvieron hasta altas horas de la noche bebiendo y rompieron cristales y exigieron que su padre fuera a comprar más alcohol y cigarros.

Por tanto Raquel le pide que lo lleve con los médicos especialistas. Alfredo no quiere está negando la conducta adictiva de su hijo, tal vez, tenga culpas, quizá no.

Los hijos de las parejas anteriores requieren siempre un tratamiento frente al divorcio cuando ambos padres no han logrado manejar adecuadamente.

En este momento de la conflictiva familiar entre Raquel y Alfredo su hijo forma parte del conflicto principal.
Ella ya le pidió el divorcio.
Él tampoco quiere.
Solo quiere que su vida transcurra sin problemas.
Una de las grandes realidades de Alfredo es que todos sus problemas los deja pasar pensando que algún día se solucionarán.
Su dificultad: los límites.

Y no puede cerrar ciclos con su pareja anterior se siente en deuda con ella y con sus hijos y Raquel está a punto de abandonarlo.

Cerrar ciclos en las relaciones es uno de los aspectos más importantes para vivir una vida con calidad.

La dependencia emocional es uno de los factores que nos llevan a experimentar cualquier tipo de adicción.