Ana Giorgana

viernes, 26 de agosto de 2011

La destructividad en la pareja...

Historias Reales de Personas Reales...

Las parejas llegan a la consulta cuando su vida amorosa se ha convertido en un verdadero infierno. 

Aún cuando ya han agotado toda clase de soluciones mediáticas que nos las llevan a ningún lado, deciden, por fin, algunas acudir a una ayuda profesional.

Todas, en su mayoría, llegan llenas de dolor, de traición y de rencores frente a su amor. Se desgastan todos los días en humillarse, en gritarse, en reclamarse y además en estar culpando al otro sobre su desgracia.


Se despedazan con sus acciones y palabras y luego desean tener una vida sexual, por ejemplo satisfactoria. 

Están tan enfrascadas en sus propias miserias que no logran poner remedio a sus vidas.

Se trastornan por el dinero, por los hijos, por el tiempo, por la infidelidad, por su amor desilusionado, porque permiten que otros opinen sobre su vínculo amoroso, además están siempre creyendo que el otro, su pareja, son desconsiderados y faltos de amor y respeto a sus personas.

Se aniquilan cualquier acto positivo lo llenan de ironía y 
desvergüenza, no aprecian su relación, no la cuidan, no están a la altura para estar en una vida constructiva, pero no solo en la pareja sino en lo personal.

De ahí, algunas voces populares que piensan y rezan sobre la base que:
-      El amor siempre duele.
-      Los hombres o las mujeres son iguales.
-      Nadie es perfecto.
-      Todos los hombres son machos.

Desde mi experiencia puedo decir, que sí esa pareja ya llegó a un lugar de ayuda profesional, nos habla sobre esas circunstancias que definitivamente esa pareja cuenta con algo de salud, pero no han sabido cómo resolver sus circunstancias.

Ya sea que se queden en pareja o no. 
Lo más sano para ambos es haber tomado la decisión de comprender su tan doloroso vínculo.

Por supuesto, que la psicoterapia, los talleres, los libros de autoayuda son una guía muy valiosa para iniciar un proceso de Recuperación de la Confianza en el Amor.

Estas historias tienen nombres: Ramón, Estela, Estefanía, Alfredo, Elisa y tal vez el tuyo también, esté por aquí...


Gracias por leerme mi misión es la calidad de vida emocional y su impacto 
en lo social.
Visita nuestro www.cecreto.com y suscríbete al boletín.