miércoles, 7 de septiembre de 2011

El Misógino: el que odia a las mujeres...


Vivir con un hombre misógino es una gran tragedia porque las mujeres que enganchan con ellos, tienen una convicción de sentirse vícitmas.
Es un hombre que odia todo aquello que tiene que ver con las mujeres y lo femenino, en su vida afectiva solo las utiliza para dar rienda suelta a su desprecio y rechazo. El misógino se siente superior a todo lo que tenga que ver con una insinuación de lo femenino. El estilo destructivo que establece en sus relaciones deja estragos de importancia en la vida de su mujer. Y por supuesto, en la familia.


Sin embargo, depende de ellas irremediablemente, las necesita para poder odiar, para poder desatar su furia y su rechazo. Que complicado vivir una psicología tan contradictoria: te necesito porque te odio o también te odio porque te necesito

Para qué necesita un misógino a una mujer:
- Para agredirla, para lastimarla y para cobrarle su sola existencia.
- Para castigarla y hacerle sentir que es un Ser despreciable.
Mis palabras tal vez te causen desasosiego, pero a las conductas y a los sentimientos necesitamos llamarlos por su nombre. El misógino no elige una serie de mujeres, solo busca una para enseñarle quién es quién en la vida.
La vida con un misógino siempre engendra violencia, acoso y también un gran sufrimiento y dolor. En su mayor expresión y patología son aquellos que acabanpor estar violentando y asesinando a las mujeres. Claro los casos extremos.
Pero vayamos a la vida de todos los días. Los misóginos están al acecho de dar muerte a todo lo que a la pareja le de placer. No importa si es ir al cine, ver una puesta de sol, salir de vacaciones o pasear al perro. Lo importante es matar el goce, el deseo y las ganas de vivir. Por supuesto que las mujeres de los misóginos siempre se encuentran o al borde de la locura o rayando el estrés, la depresión, la ansiedad y un gran temor y pánico frente a las reacciones de su desgraciado amor.
Los misóginos tienen una voz fuerte son controladores y además se dan el lujo de agredir, de silenciar, de criticar y siempre como mujer uno sale muy mal librado. Se sienten dueños de la vida de su mujer o mujeres, en el caso en el que tengan hijas, siempre las denigran, las aplastan y las desvalorizan. Ellas no tienen derecho de existir en un mundo de hombres.
Por si fuera poco son solapados por madres egoístas que solo ven su bienestar. ¿Será que por eso se volvieron misóginos?
La crueldad es uno de sus aliados, siempre tiene la palabra o el comentario hiriente para su compañera. Cómo la necesita tanto primero es un gran seductor y por supuesto que después, por u201cpásame la salu201d, reacciona con una furia incontrolable y lleno de ira. Es un depredador emocional.
La mujer no logra salir de su turbación y a veces se somete, otras se rebela, por momentos entra en furia y quiere sacar toda su indignación, pero el misógino tiene siempre armas más poderosas para destruir la vida en pareja. Amenaza, agrede, lastima, hiere.
Cómo saber si estoy en pareja con un misógino?
- Ante sus ojos, jamás haces nada bien. Por el contrario eres sujeto de burlas y humillaciones.
- Te expresa sin tapujos que no sirves para nada y además eres muy inútil, nada se te puede encargar.
- Tienes la culpa de todo lo que pasa en la relación y en tu familia.
- Tú lo provocas, se burla de ti y te pone en ridículo en frente de otros.
- Eres responsable de sus ataques de furia, tú lo provocas todo el tiempo.
- No puedes tener una vida libre, no puedes trabajar, estudiar, ver a tu familia o a tus amistades.
- Te acusa con frecuencia de ser infiel, aunque no exista un motivo aparente.
- Te amenaza, te restringe el dinero y además controla tu forma de vestir.
- Sus amenazas son que se llevará a tus hijos y que te dejará en la calle.

Tal vez, te encuentras viviendo una situación como la anterior, necesitas tomar acciones y dejar de estar en el miedo. Todos sufren, tú, tu familia y tus hijos.
Generalmente el misógino continua haciendo lo mismo porque sus mujeres están atemorizadas. Pero si quieres salir de ahí, tienes que ser valiente para afrontar cualquier circunstancia. Ya lo has hecho al vivir con él.
Cuando tomas conciencia de esta situación y no puedes más, es momento de tomar acciones, acude a cualquier centro de ayuda psicológica, busca un terapeuta, intenta salir de esa situación destructiva y dolorosa.
Pero sólo tú sabes lo que más te conviene, en Cecreto , podemos ayudarte, pero es una decisión personal.

Hombres que agreden a sus mujeres
Ana Giorgana
www.cecreto.com contamos con terapia en línea

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform