martes, 2 de abril de 2013

La vida en pareja la hacemos complida...


La complejidad de la vida amorosa no se resuelve solo con el amor o con el sentimiento que tenemos hacia la pareja. Existen infinidad de situaciones que se entremezclan en la vida en pareja.
Nadie puede resolver la vida amorosa solo a través de los quereres, los gustos y la sexualidad. Entran en juego valores, creencias, experiencias de vida, modelos a los que nos enfrentamos desde pequeños y sobre todo la inteligencia para saber cuándo una relación nos conviene o no.
Lamentablemente nadie hace este tipo de análisis y se enredan en una serie de sufrimientos que no corresponden a su bienestar emocional. Las personas toleran situaciones de maltrato, abuso, violencia y un mal trato hacia su dignidad personal.
La dignidad personal no puede perderse en ningún sentido: requerimos volver a repensar nuestras formas de amar y de querer, pero sobre todo de realizar una valoración personal acerca de quiénes somos y lo que esperamos en esta vida. Nadie puede sentir por nosotros y nadie está dispuesto a dar su vida por nuestra supervivencia amorosa
En realidad hacernos cargo de nuestra vida es la única responsabilidad en esta existencia. Si bien es cierto, estamos sujetos a vivir una vida con otros, no quiere decir que esos otros tengan la obligación de resolver la nuestra.
Ahora toma un poco de tiempo y reflexiona:
-      Cómo te estás sintiendo con esa relación?
-      Es esa pareja quién te ama o más bien te hace sufrir y te abandona a tu suerte en momentos de mayor necesidad afectiva.
-      Es realmente una relación para construir vida o para destruir tu valor personal?
-       

Esas respuestas nadie puede contestarlas en ningún sentido solo tu puedes responder con toda sinceridad tu realidad personal: tus sentimientos, tus acciones, tu actitud frente a la vida, tu realización personal y de pareja.
Todo en la vida implica un riesgo y el desamor y la indiferencia también.
La complejidad de la vida amorosa solo tiene solución mediante nuestra reflexión y la definición de nuestros valores. No desperdicies más tu vida en un sufrimiento estéril y sin condiciones de salud emocional.
El tiempo pasa y en este sentido puedes elegir seguir viviendo en el dolor o bien estar atentos a un cambio que te genere una mejor calidad de vida.
La decisión y la elección son nuestra única forma de continuar con la vida misma sin tapujos.
Atrévete a dar una respuesta sin engaños a las preguntas anteriores.
Finalmente morir de amor no es un buen tributo a la vida sino por el contrario requerimos cerrar ciclos y dejar que el tiempo presente se apodere de nuestras vidas para la realización personal con o sin pareja.
Cómo enfrentar los duelos y las pérdidas. Cerrando ciclos en la vida: Un camino hacia lalibertad emocional.



¿ Por qué tanta complicación con el amo

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform