martes, 3 de diciembre de 2013

La paso muy mal cuando estoy sola...

Historias Reales de Personas Reales...

Irene está muy enojada porque su gran amor, René se ha ido de su vida para siempre. René decidió cortar la relación porque se siente asfixiado y controlado en la relación con Irene. No quiere volver con ella porque lo acosa, lo lastima, lo persigue y además, tiene que decirle todo lo que hace, por qué lo hace, para qué lo hace y no tiene ganas de vivir aprisionado.

Irene está muy enamorada de René, tiene miedo de que algún día la deje, la abandone y ya no quiera estar con ella. Irene recorre todos los caminos para hacerse presente con René. Necesita que él se de cuenta cuánto ella lo ama. El problema de Irene es que confunde el amor con la posesión. En este tenor se siente dueña de la vida de René. Ella considera que por el solo hecho de estar comprometidos en una relación deben vivir pegados, juntos, en simbiosis. Esto ha dado como consecuencia el sentir asfixia y aprisionamiento por parte de René.

En mi libro sobre Cómo recuperar la confianza en el amor hablo sobre las relaciones de amalgama que llevan a un intenso sufrimiento, y por lo general, acaban poniendo a sus parejas contra la pared por tanto control e intensa necesidad afectiva. Y así, se van tejiendo dependencias difíciles de tolerar en una relación como la de Irene que se vuelve intransigente. En el fondo ella tiene terror al abandono y considera que si está pendiente de su gran amor, jamás, la dejará. Pero las cosas no le han salido como pensaba. Finalmente René ha tomado la decisión de alejarse de ella. Él la quiere pero también desea su libertad. Quiere una pareja pero una relación que le permita vivir sin tanto cuestionamiento.

Irene no sabe estar sola. Ama a René y no entiende cómo puede ahora ocuparse de sí misma cuando su mundo entero era él. Lo siente como un desconsiderado. Ella no se entiende a sí misma y requiere desarrollar todo su potencial para aprender a vivir con ella misma.  Realizar un proyecto de vida y cerrar ciclos en su vida que la hacen sentir que no puede sola. Aumentar su autoestima, que por el momento, se encuentra realmente muy deteriorada.

Ella ha tomado la decisión de sanar y salir lo mejor librada de esta ruptura y comprender que se trata de cambios que tiene que afrontar. Y tomarse como prioridad para sanar: cuando la autoestima se deteriora con las rupturas.

Gracias Irene por enviar tu historia.
Ana Giorgana
www.cecreto.com

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform