domingo, 30 de marzo de 2014

Me divorcié porque mi marido me fue infiel...

Historias Reales de Personas Reales...

Verenice se encuentra afectada emocionalmente porque su marido le ha sido infiel varias veces, sin embargo, en esta última ocasión, ella tomó la decisión del divorcio.

Desde entonces, decidió que su marido se fuera de su casa. Primero puso distancia física y luego emprendió las acciones necesarias para divorciarse legalmente.


Norberto le ha pedido perdón, disculpas, él no quiere separarse. Le promete amor eterno pero Verenice se encuentra totalmente decidida.


Verenice argumenta que desde que sus hijos tenían siete años, él empezó con sus andadas de infidelidad, ahora sus hijos cuentan con veinte años y ha sido suficiente. Los hijos siempre son unos espejos en la relación de pareja y uno de ellos, presentaba ya, serios trastornos de sueño.


Sus hijos incluso apoyan su decisión y se encuentran muy afectados porque ella siempre permitió, cedió y perdonó todas las infidelidades de su marido. No llegadas a dormir, viajes prolongados más allá de los fines de semana, tratos desconsiderados hacia ella, humillaciones y desprecios.


Durante dos años ella ha asistido a una terapia psicológica para enfrentar la infidelidad, el abandono y todo lo que ha sufrido en esta relación. Se ha valorado más a sí misma, y se ha preparado para comprender su dependencia emocional.


Ahora Verenice no está dispuesta a que continúen lacerando su estima personal, y se ha dado cuenta cómo su autoestima siempre ha estado en manos de su relación de pareja, de la cuál muestra una gran dependencia emocional. Ella siempre se quejaba de la infidelidad de su marido, pero nunca hacia nada para cambiar la relación, o al menos, su comportamiento.


Norberto se muestra como un niño frente a esta situación, quiere una nueva oportunidad, pero ella piensa y siente que ya le dio demasiadas.  El coraje que siente internamente la libera de una fuerza que la obliga a salir adelante de esa relación matrimonial que solo ha sido tóxica y destructiva.


Verrenice se siente más segura y más fuerte para enfrentar sus propias decisiones.


Y, está dispuesta a pelear con todo su independencia. 

Norberto es un hombre exitosos y muy sólido económicamente.  La amenaza con no darle un centavo si es que lo deja.
Ella es una mujer inteligente así que ha asesorado muy bien legalmente para tomar lo que le corresponde. Esta decisión la tomó después de haber asistido a un taller  de constelaciones familiares y encontrarse consigo misma. La infidelidad es uno de los riesgos del amor en pareja, y si nos sucede, tenemos que enfrentarlo.

Verenice continúa con su terapia y sus apoyos emocionales para continuar adelante con esta situación que, por demás, es muy dolorosa para ella, para los hijos y para él.  Sus hijos se siente liberados de esta condición y así lo expresaron en una sesión de terapia familiar que sostuvimos.


Cuando una relación de pareja se encuentra con tantas grietas es mejor tomar distancia, repensar, reflexionar y dejar de reaccionar para tomar las mejores decisiones. Así el hizo Verenice. Nos centramos en analizar todos los aspectos para la terapia de la infidelidad.


Ana Giorgana

www.cecreto.com

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform