Ana Giorgana

jueves, 7 de agosto de 2014

Mi hija se enamoró de un hombre casado...

Historias Reales de Personas Reales...

Durante años he trabajado duro para que mis hijas cuenten con una vida llena de cuidados.
Todo el tiempo me dediqué a ellas sin  escatimar tiempo en mí misma.
Las envié a las mejores escuelas que pude.
Intenté darles seguridad y que pudieran respetar sus valores.
Hoy, decidí venir a la terapia individual porque me encuentro con que mi hija se ha enamorado de un hombre casado.
Me siento molesta, enojada, triste y sobre todo totalmente fuera de mí.
Mi ira no me deja estar en paz.
Vivo con una gran vergüenza y desolación.
Estoy llena de dudas y renconres.
Mi hija me ha dicho que ella no va a dejar a su pareja.
Me ha dicho las peores cosas que yo he podido escuchar de una hija hacia una madre.
Padezco ahora, una profunda depresión.
Primero le prohibí verlo.
Luego le escondí su celular y le impedí cualquier contacto con él.
La obligué a que terminara con él.
Todo ha sido inútil.
Ella no está dispuesta e entrar en razones para escucharme.
Es más, me evita, no quiere saber de mí y solo llora desconsolada todos los días.
Me siento un fracaso como madre.

Rocío se encuentra llena de enojo porque no aprueba la relación que su hija ha establecido con un hombre casado.
Según la hija, él ya no vive con su esposa y tiene tres años de separado.

La madre y la hija se encuentran enfrentadas por una relación que sin duda estará siempre marcada por la desaprobación para esta madre y su familia.
Rocío ha entrado a psicoterapia individual porque no entiende cómo su hija ha podido caer en lo más bajo.

Rocío llora desconsolada todas las consultas porque se siente un fracaso en la educación de su hija.

El único problema es que la hija de Rocío tiene treinta y tres años y ha decidido, en este momento, unir su vida con un hombre comprometido en en otra relación.

La hija de Rocío es mayor de edad, tiene un trabajo estable y está dispuesta a vivir su relación hasta el final.

Para Rocío todo ha sido inútil y no logra explicarse su manera de vivir.
Siente que la vida ha acabado para ella.
Se encuentra viviendo una profunda depresión y es exactamente lo que hemos empezado a ver en su proceso terapéutico.
No será fácil porque considera que su hija le debe obediencia y respeto.

Rocío tiene que aprender a respetar la vida de su hija.
Rocío necesita ser más tolerante con sus propios sentimientos.
Y, finalmente, hacerse cargo de sí misma y dejar de vivir y definir su vida a través de su hija.

Para ello, necesitamos empezar a cerrar ciclos en cuanto a la vida de su hija.
Su hija ya no es una pequeña.
Su hija tarde que temprano tendrá que afrontar las consecuencias de sus acciones.
Su hija es un ser independiente y no le interesa lo que su madre pueda pensar, en estos momentos.

Rocío tiene que aprender a soltar y dejar que su hija tenga sus propias experiencias de vida.

Ana E Giorgana
www.cecreto.com

Cómo Cerrar Ciclos en la Vida:: Un camino hacia la libertad emocionalNuestra edición en Kindle amazon