lunes, 21 de septiembre de 2015

Mi pareja no quiere tener hijos...

Historias Reales de Parejas RealesResultado de imagen para parejas sin hijos

Uno de los grandes temas en las relaciones de pareja estables son los hijos. No todas las parejas desean tener hijos. Es importante que ambos miembros de la pareja estén de acuerdo para enrolarse en este compromiso de la paternidad y la maternidad.

Selene pide una consulta de terapia de pareja porque ella quiere tener hijos y él no. Él se niega rotundamente a establecer una familia. Para su pareja, todo está muy bien, se comprenden, disfrutan, viajan, pero no quiere contar con la responsabilidad de los hijos y constituirse como familia.

En todo se llevan bien, según la pareja de Selene, en todo, menos en que él no quiere tener hijos y para ella es una necesidad importante. Un punto en desacuerdo que implica, por supuesto, todo un tema de vida.

Fernando se niega rotundamente. Ella no quiere ceder. Piensa que él es egoísta, que no quiere estar con ella para toda la vida, que no la quiere lo suficiente ante su negativa de tener un hijo.


Una de las metas más grandes en mi vida es tener hijos, comenta Selene. Y, no quiero uno, me gustaría formar una familia con dos hijos. Pero no puedo comprender cómo el hombre que tanto quiero no desee formar una vida conmigo en ese sentido.

Ya llevamos juntos casados 5 años y yo voy a cumplir 35 años, me aterra la idea de no poder tener hijos por mi edad.  Mi insistencia por tener hijos cada vez crece más, a medida que mi edad también va siendo más. 

Las discusiones se han hecho incansables por el tema. Los conflictos aparecen cada vez con más frecuencia y yo siempre he creído que es por mi tema de los hijos. La realidad es que si él no quiere hijos, tampoco yo sé, sí estoy dispuesta a seguir con la relación.

Hace dos años me embaracé y perdí al bebé. Para mí, fue algo muy difícil de superar. Pero no solo eso, sino que durante los dos meses que estuve embarazada solo recibí reproches y recriminaciones de su parte. Todo el tiempo me decía que lo había usado, que había dejado las pastillas, que le había tendido una trampa y que no estaba dispuesto a tener al bebé.

Mi embarazo fue muy difícil, ahora, yo lo responsabilizo de que lo perdí. Me sentía angustiada, temerosa, llena de conflictos, y además, estaba mal de salud.

Pero creo que podemos intentarlo. Él, en este punto es categórico, “no deseo tener hijos y eso es todo lo que tengo que decir”. Vine a la terapia de pareja para ver si ella puede ceder a este deseo de tener un hijo. Vine para que ella cambie su punto de vista. Yo no voy a cambiar. Eso es todo lo que tengo que decir, comenta la pareja de Selene.

Selene se encuentra en un estado de ansiedad y depresión crítico. No está dispuesta a ceder y él tampoco. El gran problema de Selene es que insiste, insiste e insiste en ser madre y formar una familia con un hombre que no tiene ese interés.

Ella se encuentra desilusionada, avergonzada, culpable, llena de miedos, con la estima muy deteriorada. Considera que su vida no tiene sentido. Su desesperanza es profunda. 

Lo más indicado es que ella tome una psicoterapia y pueda resolver varios aspectos en su vida:
-          Primero su depresión.
-          Luego su ansiedad.
-          El duelo por la pérdida de su embarazo.
-          La desesperanza y desilusión de su pareja por no contar con un proyecto de vida en común. Al menos, los hijos no son prioridad para él.
-          Su insistencia en estar con un hombre que no desea  lo mismo que ella.
-          Su incomprensión hacia sí misma: ella desea ser madre, él no. Ella se responsabiliza por todo.
-          Vivir al lado de un hombre que no valora la maternidad o paternidad como ella.

Esta pareja cuenta con valores y visiones de la vida totalmente diferentes.

Ana Giorgana

A mí, puedes contactarme a través de nuestro formulario en la página

La magia de la tecnología permite contar con terapia en línea.



Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform