jueves, 13 de enero de 2011

Mi amiga Victoria, muere por contar su historia de indiferencia...

Historias Reales de Personas Reales
Mi amiga victoria siempre está haciendo "gala " de su nombre. Es una verdadera Victoria que su marido le haga caso como ella quiere o necesita. Cada vez que ella necesita sentirse querida él se vuelve más indiferente. Con el ya "deberías de estar acostumbrada de cómo soy", ella batalla una y otra vez, para que Carlos la mire, aunque sea alguna vez.

Entre Victorias y batallas ha transcurrido su relación de pareja. Ella muere por que él le haga caso y él se siente acosado por ella para demostrarle su "amor". Yo siempre le he dicho, que Carlos sí la quiere, pero por supuesto, que la ama sólo como Carlos es capaz de hacerlo: de manera indiferente.


Victoria insiste en que ella no puede vivir así un día más. Y Yo me pregunto, cómo es que no puede vivir así un día más, si exactamente de esa manera, ha vivido los últimos veintidos años de su vida. Claro que puede vivir de esa manera porque así es como ha estado substiendo existencialmente.

Ella cree que no puede pero claro que puede.. Así lo ha hecho tanto tiempo y así lo sigue haciendo toda la vida. Seguramente ella, no quiere perder la batalla de ser vista, amada, de continuar con Carlos, de sentirse frustrada, enojada y llena de resentimiento y recelo.

El problema, el gran lío en el que está Victoria es que a ella, la programaron para ganar como su nombre lo indica. Y no quiere perder la batalla con Carlos: él tiene que quererla como ella necesita.

Veintidos años de lucha, de querer forzar una realidad que no se puede cambiar. Y no se puede cambiar porque para hacerlo se necesitan dos y Carlos no tiene ninguna intención de modificar su estilo de vida. Y creo que al parecer, mi amiga tampoco.

Victoria habla de la indiferencia de Carlos. María del abandono de José. Teresa de las infidelidades de Rafael. Ignacio de las agresiones de Elba.

El común denominador de todas estas historias es que desean cambios pero no hacen nada por lograrlos. No quieren correr el riesgo y culpan a sus parejas de su tan desgraciada existencia.

Victoria en este momento siente que fue un triunfo que se haya publicado su historia.

Gracias por leerme, mi misión es la calidad de vida emocional y su impacto en lo social.
Visita nuestro sitio nos encantaría que estuviéramos en contacto y si tienes una historia para ser contada y compartida envíala a través de la página.

Ana Giorgana

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform