lunes, 9 de febrero de 2015

Por qué algunas personas no dejan a sus parejas violentas?

Ana E. Giorgana
Febrero 2015

Diversos estudios revelan que la gran mayoría de las parejas, especialmente las mujeres, no abandonan a sus parejas violentas. Pareciera ser que uno de los principales factores es el económico.  La dependencia económica limita la capacidad de decidir el rompimiento o separación de la pareja.


El temor a no poder tener una vida digna o con las posibilidades de contar con una economía solvente las sujeta a “aguantar” condiciones de maltrato y de violencia. En sociedades machistas principalmente. Es evidente, que algunas mujeres también trabajan y cuentan con una condición económica diferente, pero también, sostienen vínculos agresivos con sus parejas.  Muchas de ellas, aceptan la violencia porque no saben que están inmersas en relaciones de abuso y control.  La violencia de baja intensidad es una condicionante importante en la vida de las mujeres y de los hombres.


Por supuesto, que pareciera una cuestión sencilla, sin embargo, es necesario, crear las condiciones emocionales, económicas y de decisión, para que las parejas logren dar el paso para salir de su posición de víctima. Una vez, que se ha detectado el problema. Una vez que estamos conscientes que nos encontramos en una situación de esta naturaleza. Tenemos que dar paso y salida a una solución. Pero lo primero es el reconocimiento de que estamos en una relación de abuso y violencia.

Emprender un camino para la recuperación de esta situación y superar el ciclo del dolor y la violencia.

Muchos son los factores que se llevan a tolerar situaciones de “violencia, abuso y maltrato”:
-      Condiciones sociales y culturales.
-      Condiciones Económicas.

Sin embargo, las personas sujetas a este tipo de condiciones de hecho, se encuentran en un estado de shock, y de deterioro emocional y parálisis que no logran reaccionar.

No dejan a sus parejas porque se encuentran en una situación de parálisis, de confusión y de aletargamiento. No son capaces de tomar decisiones.

La no reacción está relacionada con fuerte dolor anestesiado. Es por ello, que es necesario que se les permita que expresen sus sentires, sus dolores y sus sufrimientos. Un alma siempre sana con el desahogo.

Recordemos que uno de los aspectos que con mayor frecuencia perpetúa la violencia y el abuso, es el silencio.

Si te encuentras viviendo en una situación de abuso y violencia necesitas revalorar tu relación, tu vida, tus finanzas y tu estado de salud. Es necesario que cobres conciencia de tu situación. Y cuentes con los elementos que te permitan construir una vida mejor.

La psicoterapia es siempre una alternativa para sanar. Busca ayuda y después podrás una mejor decisión respecto de tu vida.

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform