Ana Giorgana

jueves, 2 de julio de 2015

Mi relación de pareja es destructiva: vivo con un hombre alcohólico...

Historias Reales de Personas Reales
Ana Giorgana
www.cecreto.comResultado de imagen para parejas disfuncionales

Generalmente, la vida de Estefanía transcurría entre fiestas y compromisos. Ella desde el noviazgo, no detectó que Rubén abusaba con frecuencia del alcohol.

Pensaba que era parte de la vida. Poco a poco y al casarse con él, se dio cuenta que los patrones de consumo de Rubén, cada aumentaban más y más. Incluso él no regresaba a la oficina por la bebida y podía seguir así días y días tomando sin parar.

Por supuesto, que ella, se daba a la tarea de hablar con él. Sin embargo, uno de tantos días, en los que ella estaba preocupada, triste y llena de resentimiento, una de sus hijas le comunicó que había conseguido un trabajo y se marchaba. Ella no podía seguir viviendo más en esa casa llena problemas, de alcohol y de irresponsabilidad.

El cuadro siempre el mismo, ella llorando y sufriendo. Su papá alcoholizado. Estefanía siempre pensó que se quedaba en la relación por sus hijas, pero ahora, su hija mayor le daba una lección: ella no sería testigo ni un día más de ese ambiente familiar.

Estefanía, llamó a Rubén, lo culpó y responsabilizó de todo lo que estaba ocurriendo. Para Rubén, era una rabieta solamente, y la chica de regresaría. Pero pasaron los meses y la hija no volvió. La situación emocional de Estefanía empeoraba cada día más.  Alcoholismo y vida en pareja

Su hija, no quiso volver a ver a su padre, Estefanía la veía una vez por semana. Los otros hijos, cansados de lo mismo, decidieron emprender el vuelo junto con su hermana.

Finalmente, Estefanía se miró sola, vacía, sin hijos y llena de dolor y pena. No aceptó su responsabilidad personal de vivir con una persona con una adicción.  Para ella, todo pasaría demasiado pronto. Pero ya habían transcurrido varios años, y en lugar de mejorar, las cosas empeoraban cada día más.

Poe supuesto, que con el alcohol, existe todo: fiestas, otras mujeres, irresponsabilidades, choques constantes y dilapidar parte del ingreso familiar.  Estefanía seguía enamorada de su marido. Su negación hacia sí misma no le permitía salir de su situación.

Los hijos, le pedían que se fuera con ellos, pero ella, se sentía que tenía el compromiso moral de vivir con Rubén. Por supuesto, Rubén, no tenía ningún compromiso con ella. Al contrario, la culpaba por su forma de beber.   Estefanía muestra una gran dependencia emocional hacia Rubén y su forma de beber.    Alcoholismo y vida en pareja

Ella, durante años creyó que era responsable de él, de salvarlo y de salir adelante como familia. 

Después de años, ella tomó la decisión de encontrar un trabajo, de salir de casa y Rubén armó un gran escándalo y conflicto por ello, él no toleró que ella empezara a ser independiente.

Estefanía, empezó a estudiar y a tener logros diferentes. En lugar, de tener toda su energía depositada en Rubén y su alcoholismo, logro salir de esa parte destructiva de sí misma. El trabajo en la terapia fue arduo, pero logró salir de ese estancamiento y formar una nueva relación consigo misma y con sus hijos.

Parecía que nada podía mover a Estefanía, sin embargo, acercarse a la psicoterapia fue una gran posibilidad de sanación y curación para ella y sus hijos. 

Si te encuentras en una relación así, no lo vivas sola. Busca ayuda!!!



 Visita nuestra web  www.cecreto.com


Materiales electrónicos.

Cómo Superar la Dependencia Emocional.
Me enamoré de un Imbécil y ahora qué hago!