domingo, 8 de mayo de 2011

Para Pepe lo más importante es lo que dice su mamá...

Historias Reales de Personas Reales...
Pepe siempre se encuentra muy pendiente de todo lo que su mamá opina y dice. Para él, ella es lo más importante en la vida. Por supuesto que la madre siempre es significativa en nuestras vidas. Sin embargo, tenemos que hacernos adultos y saber que en otro momento, aún cuando ella sea una persona especial, hemos decidido hacer otra vida con la esposa, con la amante o con la novia.
Las mujeres están dispuestas a dar lo mejor de sí y agradar a la suegra. Esa figura enorme como es en la vida de Pepe entorpece y crea conflictos en su relación de pareja con Irene.

Irene quiere a su suegra y la respeta. Se siente excluída cuando por alguna razón, Pepe sale de viaje, lo cuál es común en su trabajo, y él en lugar de llegar su casa, va primero a visitar a su madre que a ella.
La rivalidad entre suegra y nuera se ha instaurado.
Pero ¿quién es más importante la esposa o la madre?
Y, yo diría: ambas-
Solo que cada una tiene un papel distinto, en este caso, en la vida de Pepe.
Para Pepe lo más importante es su mamá, pero también su familia, y no sabe, cómo conciliarlo.
Pepe ama a Irene pero también quiere a su madre.
Irene siente que ella tiene que ser la primera y la única en la vida de su pareja. Pepe siente un gran compromiso con su madre viuda y la provee de todo lo necesario, lo cuál habla de un buen hijo.
El problema son los equilibrios.


Pepe se encuentra entre la espada y la pared.


Sí le da a Irene siente que no puede darle más a su madre y si se dedica a Irene considera que deja de lado a su mamá.


Y aún cuando la madres es una figura importante. Es necesario convertirse en un adulto y si deseo formar una pareja y una familia tengo que estar dispuesto a enfocar mis energías también en ese nuevo vínculo.
Irene y Pepe pelean todo el tiempo.
Pepe quiere agradar a las dos.
Ni su madre ni Irene lo comprenden.


Pero para Irene siempre gana el amor materno.


Por cierto, desde el punto de vista ella un amor controlador, chantajista y a hasta cierto punto agresivo.
Según Irene, su suegra siempre la descalifica y no toma en cuenta que ahora es la compañera de vida de Pepe.
Estos triángulos amorosos siempre llevan a mal puerto. Todos se sienten comprometidos y llenos de enojo y frustración.
La vida es un continuo y necesitamos dejar pasar nuestras relaciones del pasado para formar lo que tenemos en el día de hoy: es decir, nuestra familia actual.
Pero Pepe no lo entiende. Irene quiere que él se este atento a ella y su suegra siempre requiere atención.
Cómo lo resolvemos?
Asumiendo que somos adultos responsables que tenemos que vivir nuestras circunstancias, nuestra madre es importante, pero nuestro presente y nuestra familia actual también.
Toda persona que esté interesada en resolver este tipo de conflictos necesita comprender la tolerancia y saber que los padres son significativos importantes en la vida de cualquier ser humano.
Por otro lado, que cada uno tiene su lugar la suegra, la madre y también la esposa.
Siempre que tenemos conflictos de esta naturaleza necesitamos revisar nuestras heridas infantiles.
Yo te invito a que entres a Cecreto
Y encontrarás material de todo tipo para sanar esas heridas del alma.
Además si te suscribes a nuestro boletín, recibirás de manera gratuitas el libro electrónico:
Los diez mandamientos de la vida en pareja.
Gracias por leerme, mi misión es la calidad de vida emocional y su impacto en lo social.
Ana Giorgana
www.cecreto.com

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform