martes, 5 de febrero de 2013

Una hostoria de amor fallida...


Historias Reales de Parejas Reales


Gracias Ana recibí tu libro y sí por supuesto, puedes contar mi historia.

Hace cinco meses me separé de un hombre que tiene todos los tintes de narcisista

Me hirió profundamente y en este momento, me siento devastada. No soy ni por asomo lo que fuí. Realmente esta situación ha afectaqdo mi autoestima, mis ganas de vivir y estoy profundamente deprimida y desesperada.

Además tengo un hijo de él y ahora me siento más confundida que antes, porque parece no mostrar ningún interés, ni en mí, ni en el niño.  Su frialdad narcisista es quemante y me ha generado una gran cantidad de conflictos.

Aún cuando tengo apoyo de amigos y familiares, me está costando mucho trabajo salir de este trance. Siento un gran vacío, mi valor personal se encuentra por los suelos, y por momentos, no se ni como voy a salir.

Antes estuve casada con un hombre durante ocho años, pero esa relación terminó porque se convirtió en una amistad y nada más.  Yo ansiaba una familia y una vida en pareja, así que nuestra relación terminó en muy buenos términos, y somos grandes amigos.

A los seis meses de mi divorcio conocí a Mauricio: encantador como todo narcisista, seductor, agradable. Me enganche, y en mos de tres semanas ya vivíamos juntos.  Cuando la necesidad se vuelve más importante, los actos impulsivos se convierten, con el tiempo, en una situación desgastante.


El caso es que me junté con él, pero después de algún tiempo, me dí cuenta que anteriormente, él vivía con su mamá, ella lo mantenía siendo una señora mayor. No me dí cuenta que explotaba a su mamá como después se torno totalmente pasivo, por supuesto, Yo empecé a mantener todo en la relación y en la cas.


Hubo muchas señales que deje pasar y una gran cantidad de mentiras respecto de su edad, resultó ser más grande. No tenía trabajo y la pasaba todo el día en las redes sociales chateando. Lo cuál me enfureció sobre manera.


Pero Yo estaba enamorada, me convencía, me cambiaba la realidad y quedé embarazada a los dos meses de relación.  Y fué entonces, cuando me tope con una persona totalmente desconocida:


- críticas, humillaciones, jaloneos, indiferencia, abandonos y una total irresponsabilidad frente a a la relación, frente a mí y frente al embarazo.


Yo me tenía que sentir muy afortunada de haber encontrado a un hombre como él, y como su mamá, tenía que tenerlo en un lugar muy especial y hacer todo por él.

Finalmente se fue y durante el embarazo Yo estuve sola. Unos días antes de que el bebé naciera regresó "con la cola entre las patas", me pidió perdón y nuevamente volví con él. Pero con el paso del tiempo fue lo mismo, todo para él: ropa, relaciones sociales y a mí no me daba nada para el bebé.  Una vez más me enfurecí a tal grado que he perdido los estribos, y ahora no me reconozco, no soy ni la cuarta parte de lo que fuí.

Llegó al grado de pedirme la prueba de ADN y todo el tiempo me responsabiliza de la relación y de lo mal que lo hemos pasado.


Ahora estoy en proceso de demanda de divorcio.

Comprenderas cuan doloroso es esto para mi, aunque ya estoy un poco mejor y me he dedicado a mi hijo y a trabajar y tengo el apoyo de mi familia y mis amigos, me siento devastada de tanta maldad tanta crueldad de no entender como alguien puede ser así ya no digas conmigo..con su hijo. 

Me siento frustrada, triste, con un vacío en el estomago perpetuo, siento que me voy a quedar sola, y que no voy a volver a ser la misma persona alegre, segura, entregada, ya nada me emociona y me siento con mucho miedo de que todos los hombres sean así de relacionarme otra vez y de saber que esta persona siga en la impunidad total y que pueda hacer tanto daño tan impunemente. 



Me siento sola, triste y siento que no podré!!


Muchas gracias Ana, te comento que fui a terapia un tiempo y si me siento un poco mejor pero ese sentimiento de vacio de angustia y de dolor no se me quita aun y aunque yo se perfectamente que el es una persona patética, inmadura, mantenido de su madre a los 42 años, infiel y demás todavía no puedo darle ese nivlel todavía guardo por momentos la imagen de grandiosidad que se inventó y me siento muy insegura y con muchos miedos, coraje, impotencia y frustración.

Ahora Pilar aún a pesar de su dolor interno ha tomado las acciones necesarias para su recuperación.

Y estamos en un acompañamiento para que este trance pueda realizarlo de la mejor manera.
No ha sido fácil, pero sí es importante buscar un a poyo y un ayuda que le permita contar con una mejor vida.

Las elecciones de Pilar han sido desde su necesidad de ser amada y querida, de su gran ilusión de contar con una familia, y por ello, no ha detectado las señales desde el inicio de la relación.


Recupera tu confianza en el amor, como ella lo está haciendo y cierra ciclos.


Ana Giorgana

www.cecreto.com

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform