viernes, 30 de julio de 2010

Ahora sí se acabó...

Ahora sí se acabó es una fuerte decisión en la vida de las parejas. Pero cuando la relación no tiene mayores posibilidades de éxito, siempre es mejor decir: ¡se acabó!  Y cuando tomas esa decisión desde el fondo del alma quebrantada y llena de heridas y cicatrices lo que mejor te conviene es utilizar tu voluntad siempre como compañera para sanar y seguir adelante.

Nadie se muere de amor, pero mucha gente muere por un mal amor. Ahora sí se acabó significa que hemos tocado el límite de la desesperación, de la intolerancia, del desconsuelo y de la esperanza. Es más estamos en la desesperanza total...

Ahora sí se acabó requiere de coraje y fuerza interior. Así que si tu vida empieza a tener ahora mayor significado, es señal de que inicias un proceso de recuperación, de complicidad contigo mismo y de que empiezas a vibrar para estar mejor contigo mismo.

Revisa tu biografía personal y no admitas nunca más cuestiones lastimosas que van en contra de tu propia integridad. Cuando algo se acabó, se acabó, duele sí, pero es mejor que duela de una vez y no mantenerse en el ominoso dolor.

Gracias por leerme, Mi misión es la calidad de vida emocional.
Ana Giorgana
Visita nuestro sitio www.cecreto.com

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform