Ana Giorgana

domingo, 3 de abril de 2011

Hoy me armé de valor y decidí dejar esa relación para siempre, dice Sandra.

Historias Reales de Personas Reales...
Sandra siempre ha sido una soñadora. Sueña con el amor, sueña con el desamor, sueña con la traición y entonces imagina su vida como un cuento de hadas.
Pero hoy, Sandra se armó de valor y decidió dejar de lado y para siempre la vida al lado de Humberto.
No es que Humberto esté mal o bien. No es que Sandra sea mejor que él, lo que sucede es que su forma de percibir y actuar en la vida en pareja tienen visiones encontradas.
Ella quiere una pareja equitativa en dónde se le reconozcan sus cualidades de ama de casa, de madre y de una mujer trabaja.
Él educado en la cultura del machismo quiere que todo le hagan y además que lo atiendan.
Pero Sandra quiere un rol diferente y Humberto también desea algo mejor. Pero no pueden llegar a acuerdos porque él quiere una cosa y ella otra.
En lo general sería una buena pareja si logran sortear sus diferencias, sus emociones y sus creencias.
Pero si no pueden darse cuenta que cada uno percibe la vida y las circunstancias de diferente manera esta relación está destinada al fracaso.
Sandra quiere abandonarlo todo. Pero ama a Humberto. Humberto quiere a Sandra pero no entiende por qué ella quiere ser una mujer de su época, liberal con decisión, con ingreso y también con una independencia de pensamiento y acción.
El gran dilema de las parejas hoy en día:
O nos quedamos atados a paradigmas anteriores?
O damos un gran salto para defender nuestro amor más allá de nuestras creencias limitantes.
Gracias por leerme mi misión es la calidad de vida emocional,
En Cecreto puedes encontrar todo sobre la calidad de vida emocional y sus interrogantes y desafíos.
Puedes suscribirte a nuestro boletín y recibir de manera gratuita:
Los diez mandamientos de la vida en pareja
Ana Giorgana
También encontrarás los nuevos artículos publicados:
Adicto YO?