Ana Giorgana

lunes, 9 de agosto de 2010

La vida es una experiencia individual...

En este momento me siento y pienso, después de todo la vida es una experiencia individual que nos pone en la tesitura de compartir con otras personas el transitar de nuestra experiencia.  Pero si de verdad lo pesamos detenidamente, cuando estamos angustiados, tristes, alegres, tensos o llenos de vida; en la experiencia de la vida de cotidiana de todos los días, esas emociones son solo mías y de nadie más.



Así la vida en pareja es una historia compartida, pero siempre, en el fondo nos encontramos solos con nuestras experiencias, con nuestros pensamientos, con nuestros proyectos y con todo aquella que le confiere a nuestra persona. Nadie es capaz de vivir por ti, de soñar por ti, de amar por ti, de llorar por ti y de vivir por ti.

De tal manera que aunque la pareja se esfuerce por estar toda con nosotros, siempre estamos en la situación de resolver nuestra circunstancia de vida.  Claro que es mejor pasar el trance de la vida acompañados por quién amamos, pero si esta pareja, ya no quiere, ya no puede, nos ha dejado de querer o nos abandona.

Tenemos que volver a ocuparnos de nosotros mismos. Y sí el mal de amores es una experiencia muy dolorosa, pero al final solo Yo en mi experiencia individual tengo que resolverlo. Y no puedo, aunque quiera, detener o cambiar los acontecimientos del desamor.

Solo puedo regresar a mi, encargarme de mi y hacer de este pasaje por la vida algo mejor, lo más estupendo que pueda lograr, porque en esta existencia Yo soy la única persona que puede hacerse cargo de mí.

Piénselo es solo una reflexión que nos lleva a cobrar conciencia de lo importante que es construir un proyecto de vida personal...

Gracias por leerme mi misión es la calidad de vida emocional
Ana Giorgana
www.cecreto.com
cecreto52@gmail.com