Ana Giorgana

domingo, 29 de agosto de 2010

Los límites de la cólera y el perdón: Clarisa Pinkola Estés

Desde el punto de vista de la autora, no es bueno ni malo perdonar, solo que las consecuencias de cualquiera de las elecciones se enraízan en lo más profundo de la psique.

Sanar significa:
" hablar de nuestra verdad, decirla a los cuatro vientos, no sólo hacer referencia al pesar y al dolor sino también a los daños, a la cólera y a la indignación y dar voz a los sentimientos de expiación y venganza"

Existen 4 niveles que se tienen que tomar en cuenta en el proceso del perdón:

  • Apartarse: dejar correr. Es necesario tomar un tiempo de distancia para lograr sanar. dejar el asunto, a la persona y la infelicidad cuantas veces sea necesario. Apartarse significa volver a escribir, retomar la vida y estar en condiciones como decimos en Cecreto:  Construir un Proyecto de vida personal. Es la mejor solución sana, aceptable y saludable.
  • Tolerar: significa estar dispuesta a no castigarse por lo ocurrido. Tolerar la situación quiere decir tener paciencia y éste es uno de los grandes bálsamos para llegar al perdón. También significa estar a la altura desde la leve irritación hasta la cólera misma.
  • Olvidar: arrancar de la memoria, negarse a pensar, en otras palabras soltar de la memoria y liberarse. Negarse a aceptar de nuevo en la vida las malas condiciones y los recuerdos dolorosos. Olvidar es un esfuerzo que requiere de actividad no de pasividad. Olvidar significa borrar para siempre las emociones desastrosas. Afirma esta profunda autora con gran profundidad y sencillez.
  • Perdonar: Al perdonar la cólera se ha disipado. Comprende y sigue adelante. No desea volver la vista atrás. Es libre entonces de ir a dónde quiera y con quién quiera y entonces, es capaz de volver a amar con toda su intensidad.
El proceso es inevitable si vas en pos de tu recuperación. Es mejor la expresión de la cólera para dar paso al perdón.


El perdón es un acto liberador de energía y de fuerza. No guardes tu cólera, tu ira y tu humillación y vuela y corre para sanar esas heridas de tu alma, de tu espíritu y de tu corazón.

Gracias por leerme mi misión es la calidad de vida emocional....
Ana Giorgana