Ana Giorgana

jueves, 14 de abril de 2011

Guadalupe está muy molesta porque las vacaciones llegaron...

Historias Reales de Personas Reales...
Guadalupe está que no se aguanta porque Pedro en las vacaciones se va a casa de sus papás y se olvida de ella.
No le llama. No sabe dónde saber de él y además a él no le interesa saber que hace ella, él tiene su plan y no está dispuesto a cambiarlo por nada.
Por supuesto que Guadalupe es una gran soñadora y quiere que Pedro se quede junto a ella todos los días de asueto.
La realidad es que Pedro no vive a quince horas de distancia. Va con poca frecuencia a su casa a visitar a sus padres y familiares. Por tanto, Pedro no está dispuesto a cambiar sus vacaciones con su familia al lado de Guadalupe que solo le brinda la posibilidad de ir al cine un día, otro ver a sus amigos y unos más quedarse en casa a descansar para ver películas.
Ella cree y está convencida que solo por el hecho de estar con ella sería suficiente. Pero para Pedro todo tiene que ser diferente, él  ve a su familia dos veces al año, en diciembre y ahora. Y no está dispuesto a renunciar a esa actividad.
Guadalupe le hace drama, le pide que se quede, se siente muy mal. Pedro de cualquier manera se irá y ella se quedará llorando su pena.
Llevan tres años de relación, un vínculo estable y amoroso pero en las vacaciones todo torna un caos.
Guadalupe no puede tomar decisiones por sí misma en sus tiempos libres. Cuando Pedro no está presente. Se siente desorientada y por ello, está en constante pugna con las decisiones de Pedro.
Ella necesita convertir sus vacaciones en algo que le permita descansar, sentir o simplemente estar con ella, lo cuál es muy difícil.
En el fondo todo lo que acontece en su vida es un distractor.
Porque Guadalupe no puede estar a solas con ella misma.
Se aburre de sí misma.
No encuentra alternativas.
Y Pedro, según ella, por todo el amor que se tienen tendría que estar pendiente de sus necesidades y querencias.
Pedro hace lo que requiere. El gran problema es que sin Pedro ella no sabe qué hacer con su vida.
Guadalupe necesita un gran programa de desarrollo humano y personal porque si no aprende a estar con ella misma, no podrá jamás estar con alguien más, hoy se llama Pedro, mañana quién sabe.
Gracias por leerme, mi misión es la calidad de vida emocional y su impacto en lo social.
Te invito a que visites nuestro sitio www.cecreto.com.
Por cierto si te suscribes al boletín recibes gratis: Los diez mandamientos de la vida en pareja.
Ana Giorgana
www.cecreto.com 
o.co