miércoles, 4 de mayo de 2011

Ramiro se esfumó durante una semana de mi vida...

Historias Reales de Personas Reales...
Manuela está llena de dudas y de confusión. Pelearon el sábado por una tontería, sin embargo, no ha vuelto a saber nada de Ramiro, después de dos años de relación.
Ella lo busca en el chat, es más la canceló en facebook como sus contactos y no sabe nada de él.
Manuela por supuesto, que se dio a la tarea de buscarlo por cielo, mar y tierra. Los amigos de Ramiro le dicen que no saben nada de su existencia. Por supuesto que lo saben, dice Manuela, pero no quieren decirme nada!

Manuela no sabe como interpretar la conducta de su "media naranja". Está dispuesta a no buscarlo, a dejar pasar el tiempo.
Pero las dudas la asaltan todos los momentos:
¿Qué pasó?
¿Por qué no habla de manera directa después de dos años de relación?
¿Cuánto tengo que esperar a que aparezca, hago mi vida, busco a su familia, no se qué hacer con tanta incógnita en mi vida respecto a Ramiro?
Por su parte, Ramiro, no se conecta continúa con su vida en el trabajo y en los estudios pero no piensa volver a buscar a Manuela.
Ella le marca al celular, le manda mensajes pero no hay respuesta.
El dichoso pleito se dio porque Manuela le dijo que no lo acompañaría a una cena con sus amigos, los cuáles, desde el punto de vista de ella: "son unos buenos para nada". Solo piensan en tomar y en hablar de puras tonterías.
Para él son los amigos entrañables de su infancia.
Finalmente hoy, Ramiro dio señales de vida. Le dijo a Manuela que la relación terminaba para siempre.
Si ella no podía aceptar a sus amigos, tampoco lo aceptaba a él.
Manuela entonces decide mandarnos su historia e intentar comprender lo que Ramiro le dice.
Ambos, Manuela y Ramiro se encuentran en una posición radical. Ninguno quiere ceder frente al otro.
Ramiro lo siente como una falta de aceptación y ella como un límite a lo que no quiere vivir.
No son capaces de llegar a acuerdos.
Ramiro considera que el amor tiene que ser como una amalgama en dónde los miembros de la pareja tienen que hacer todo juntos, juntitos.
Y Manuela quiere una pareja que le de espacio y reconocimiento frente a lo que no le gusta hacer.
La moneda está en el aire.
Ella no está dispuesta a ceder, él tampoco.
Por tanto, deciden darse un tiempo y repensar su vida en pareja.
Una sabia decisión, el problema es que Manuela está muy hecha a Ramiro y abandonó sus intereses, sus amigos y hobbies.
Ahora Manuela tiene que emprender a vivir su vida de nuevo como a ella le gusta. Pero está triste y se siente herida.
Claro que puede recuperarse y obtener de nuevo la confianza en ella misma y en amor, pero hoy, tiene heridas que sanar, y eso lleva tiempo.
Manuela te agradezco que compartas tu historia en este espacio y gracias por enviarnos tu historia.
Ana Giorgana
www.cecreto.com
Suscríbete a nuestro boletín y recibirás de manera gratuita:
Los Diez Mandamientos de la vida en pareja.

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform