Ana Giorgana

martes, 3 de mayo de 2011

La boda real...

Historias Reales de Personas Reales...
Todos hemos sido testigos de la boda que se celebró en Inglaterra con grandes transmisiones y comentarios respecto de la boda de los reyes y príncipes.
Parecía una historia de verdad!
Una de esas historias que todos quisiéramos vivir, alguna vez, en nuestras vidas.
Pero en la vida real con personas reales las cosas parecen muy distintas.
Blanca se casó el mismo día que se celebró la Boda Real.
Y por ello, en su imaginación estaban todos los elementos del romanticismo y del amor. Lo deseable en una pareja enamorada.
Pero para Blanca las cosas no fueron como en la tele.
Para empezar ella no estaba muy convencida de casarse. Edgar sí, él sentía que tenía un compromiso con ella después de diez años de novios, casi, casi como en la Boda Real.
Blanca por su parte está llena de temores y siente que ese amor y vida en pareja no va a prosperar. No por ella, según comenta - sino por él-.
El problema de Blanca es que se siente muy presionada por Edgar, por los padres de Edgar y por su propia familia.
En realidad, ella lo que quiere es gozar de la vida. Para ella estuviera bien si vivieran juntos un tiempo.
¡Pero no! se tienen que cubrir los protocolos y finalmente se casó.
Escribe a tan pocos días de la boda, que puedo sentir su desolación y tristeza por su decisión.
Nada tiene que ver con Edgar, todo tiene que ver con ella misma.
En realidad asumió un compromiso para el que no estaba preparada pero las normas sociales se lo impusieron y ella no fue lo suficientemente fuerte para mantener su decisión y voluntad.
No está enojada, solo que no sabe como manejar algo que no deseaba.
Pero quiere a Edgar y tampoco le gustaría perderlo.
Una situación nada fácil de tolerar...
Blanca necesita aclarar sus verdaderos deseos en la vida y saber si quiere vivirlos con Edgar o sin él.
Su gran problema es que no tiene claridad a pesar de que se llama Blanca.
Más bien se encuentra en una situación ambivalente, pero necesita resolver, tampoco es de urgencia, pero requiere tomar conciencia, tener claridad y ser honesta consigo misma y con Edgar y asumir las consecuencias de sus decisiones.
Blanca seguramente podrás estar a la altura de las circunstancias, no tienes que decidirlo hoy, pero siempre inclina los dados a tu favor en cualquier determinación en tu vida.
Gracias por enviar tu historia que seguramente va a enriquecer la vida de muchos...
Ana Giorgana
Cecreto se renueva todos los días.
Suscríbete al boletín y recibe de manera gratuita:
Los Diez Mandamientos de la vida en pareja...
Lo que Blanca y Edgar viven en este momento parece que sí es una verdadera boda real.